Gordon Brown advierte que "el proceso político es ahora inquebrantable"

  • Belfast (R.Unido), 9 mar (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo hoy que el proceso político en Irlanda del Norte "es ahora inquebrantable" durante una visita a la provincia tras el atentado del pasado sábado contra una base militar.

Gordon Brown advierte que "el proceso político es ahora inquebrantable"

Gordon Brown advierte que "el proceso político es ahora inquebrantable"

Brown visita hoy la base militar que sufrió el atentado del IRA Auténtico

Brown visita hoy la base militar que sufrió el atentado del IRA Auténtico

Gerry Adams pide a los republicanos que ayuden a la Policía a atrapar a los terroristas

Gerry Adams pide a los republicanos que ayuden a la Policía a atrapar a los terroristas

Belfast (R.Unido), 9 mar (EFE).- El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo hoy que el proceso político en Irlanda del Norte "es ahora inquebrantable" durante una visita a la provincia tras el atentado del pasado sábado contra una base militar.

Brown hizo estas declaraciones mientras se reunía en Stormont, sede de la asamblea norirlandesa, con los principales dirigentes políticos de la zona, a quienes pidió unidad para afrontar las consecuencias del suceso.

"(Todos los políticos) quieren enviar el mensaje al mundo, como yo también lo hago, de que el proceso político no será, y no puede ser jamás, quebrantado", afirmó.

"De hecho -incidió el "premier"-, el proceso político es ahora inquebrantable".

El IRA Auténtico, una escisión del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), se atribuyó este domingo, mediante una llamada telefónica a un diario de Dublín, el atentado perpetrado el sábado, en el que murieron dos soldados y resultaron heridos otros dos militares y dos repartidores de pizzas.

Brown viajó hoy a Irlanda del Norte para visitar la base militar de Massereene (a unos 25 kilómetros al norte de Belfast), blanco del ataque, y reunirse con los mandos militares y principales líderes políticos de la provincia.

Tras su visita a la base, a la que acudió acompañado del jefe de la Policía norirlandesa, Hugh Orde, el "premier" explicó que había conocido a algunos de los colegas de los militares fallecidos y heridos, y aseguró que, pese a la conmoción, "están decididos a continuar sirviendo a su país", y "quieren enviar el mensaje de que ellos también quieren la paz en Irlanda del Norte".

Los muertos, que, como ya han hecho sus compañeros del 38 regimiento de Ingenieros, iban a desplazarse a Afganistán, fueron Mark Quinsey, de 23 años y originario de Birmingham (centro de Inglaterra), y Cengiz "Patrick" Azimka, de 21, del norte de Londres, según confirmó hoy el Ejército.

Entre los cuatro heridos hay, además de dos militares, dos repartidores de pizzas, uno de 19 años y el otro, un ciudadano polaco de unos 30. Tres están graves y el cuarto se encuentra estable dentro de la gravedad.

Además de Orde, estaba previsto que Brown se entrevistara con el ministro británico para Irlanda del Norte, Shaun Woodward, el ministro principal norirlandés, el unionista Peter Robinson, y el "número dos" del Ejecutivo autónomo, Martin McGuinness, del Sinn Fein (brazo político del inactivo Ejército Republicano Irlandés, IRA).

Brown ya subrayó este domingo que "ningún asesino podrá hacer descarrilar un proceso de paz que cuenta con el apoyo del pueblo de Irlanda del Norte".

Las dos bajas causadas por el atentado son las primeras que sufren las Fuerzas Armadas británicas en la provincia desde 1997, cuando Stephen Restorick murió al ser disparado por un francotirador del IRA, todavía activo en aquella época.

El IRA Auténtico fue, además, el autor del atentado cometido el 15 de agosto de 1998 en la localidad norirlandesa de Omagh, que causó 29 muertos, dos de ellos españoles, y más de 300 heridos.