Griñán afirma que el acuerdo de 'deuda histórica' supone cumplimiento fiel del Estatuto y PP no da por cerrado el tema

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, manifestó hoy ante el Pleno del Parlamento que el acuerdo entre Gobierno central y Junta sobre la cuantificación en 1.204,41 millones de la 'deuda histórica' está justificado "euro a euro y es estrictamente fiel con el Estatuto de Andalucía", en cuya Disposición Adicional Segunda (DAS) se regula este derecho. El PP anunció que no da por cerrada la demanda de la 'deuda histórica', lamentando que el Ejecutivo andaluz pretenda vender como "bueno y como un éxito" lo que ha constituido "la traición" a 27 años de lucha del pueblo andaluz. "No les negaré que la negociación ha sido dura", reconoció Griñán ante el Pleno y agregó que se ha logrado un acuerdo "desde la lealtad con el texto constitucional, con el Estatuto de Andalucía y con la LOFCA; desde la delimitación y concreción de todos y cada uno de los conceptos, por los que se exigen compensaciones, y desde el rigor de las cifras". Griñán reiteró que "el resultado final es el más fiel y leal con lo establecido en nuestra Disposición Adicional Segunda" y subrayó que ha sido el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el que ha entendido la legitimidad de una reclamación "que no forma parte de un agravio ni tampoco de un lamento, sino de hacer efectiva una norma incluida en el bloque constitucional". Respecto a esta cuantificación definitiva, fijada en 1.204,41 millones de euros (617,13 millones correspondientes a asignaciones en vivienda, 316,05 millones en sanidad y 271,24 millones en educación), Griñán explicó que el Gobierno andaluz ha puesto un "particular empeño" en demostrar con argumentos que no se trataba de obtener una cantidad, sin más, sino de razonar cumplidamente lo que reclamaba Andalucía. "Lejos de ser munición política o parte de las estrategias partidarias, las asignaciones de la DAS tienen un origen real en nuestra historia y son un derecho constitucionalmente exigible", manifestó Griñán, que insistió en la idea de que no se trata de "ningún privilegio, ni ninguna norma que sitúe a Andalucía en régimen especial", sino de la aplicación de una compensación que nuestras normas constitucionales previeron para aquellas comunidades que, al recibir los traspasos de competencias, hubieran obtenido recursos inferiores a los necesarios para gestionar con una mínima suficiencia los servicios públicos fundamentales. El vicepresidente segundo recordó durante su intervención que la liquidación y pago de las asignaciones de la DAS se hará efectiva antes del 20 de marzo de 2010, con la posibilidad de establecer anticipos en este ejercicio de 2009. Respecto al debate de la nueva financiación autonómica, dijo que la Junta no se pronunciará hasta que todas las cuestiones estén claras sobre la mesa y pidió a los partidos que no debiliten la posición de la Junta con declaraciones "insidiosas". Por su parte, el diputado del PP Antonio Sanz criticó que el Gobierno andaluz quiera "vender como bueno y como un éxito" lo que ha constituido "la traición" a 27 años de lucha del pueblo andaluz, sobre todo, cuando Cataluña ha conseguido una aportación extra en los PGE de 800 millones anuales. La cuantificación de la 'deuda histórica' en 1.204,4 millones es el "cheque de la traición" y supone un "atentado a la dignidad" de Andalucía y la fotografía de "un gran fracaso, el de Chaves y su Gobierno". Esa cifra supone, según agregó, la cuarta parte de lo que la Junta destina en un año a las empresas públicas y con ella se quieren saldar ahora "27 años de justicia con Andalucía". Asimismo, estimó que ha sido un "error haber vinculado el sí al sistema de financiación a un acuerdo sobre la 'deuda histórica, con grandes rebajas". Manifestó que el PP considera "incumplida la Ley Orgánica del Estatuto de Autonomía", de manera que no dar por "cerrada" la demanda justa de la deuda histórica. Lamentó que la Junta sí dé por cerrado este asunto para hacer un favor "al sillón de Rodríguez Zapatero", con lo que se certifica "una gran traición" a todos los andaluces. El diputado de IULV-CA Pedro Vaquero manifestó que se ha consumado el "despropósito de una cuantificación ridícula" y se ha producido una clara "dejación de la soberanía andaluza" para hacer el "menor daño posible" al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Consideró que la Junta o no ha querido o no ha sabido negociar mejor, apuntando que en 47 minutos de reunión de la Comisión Bilateral de Cooperación Estado-Junta "se han tirado por la borda" 27 años de reclamación de la 'deuda histórica'. Vaquero manifestó que no se puede creer que la Junta considere que el resultado ha sido satisfactorio, cuando estableció una horquilla de cuantificación de 1.148 a 1.700 millones. El parlamentario del PSOE Luis Pizarro señaló que se ha hecho efectiva una reivindicación histórica de Andalucía, apuntando que el camino no ha sido fácil, ya que el recorrido ha estado lleno de dificultades, obstáculos y de incomprensión por parte de algunos gobiernos de España, en referencia al de José María Aznar. Valoró la perseverancia del Ejecutivo de Manuel Chaves para que esa deuda fuera reconocida, cuantificada y pegada. "Hemos conseguido que nos oyeran y que nos entendieran", apuntó Pizarro, que reconoció que había dificultad para que Andalucía fuera entendida en esta reivindicación, toda vez que todas las comunidades habían demandado una deuda histórica al Estado. Pizarro aprovechó para señalar que durante los ocho años de Gobierno del PP, José María Aznar y Javier Arenas "no hicieron" nada por la 'deuda histórica', sino que "dinamitaron" cualquier posibilidad de acuerdo. Ahora que el PP es oposición, según dijo, "vuelve a acordarse de la 'deuda histórica, aunque se la pone por montera". NINGÚN FAVOR DE RODRÍGUEZ ZAPATERO En su turno de réplica, José Antonio Griñán dijo que el PP nunca creyó en la 'deuda histórica', apuntando que el actual presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, que "no entendía" lo que era la 'deuda histórica' llegó a trasladar esta cuestión siendo ministro del Gobierno de José María Aznar al Consejo de Política Fiscal y Financiera para que se abordara de manera bilateral. Quiso dejar claro que Andalucía no ha recibido ni un sólo favor de Rodríguez Zapatero, sino un "derecho" que no le reconoció el Gobierno de José María Aznar. En este tema, el PP, según el consejero, está con el "trasero al aire". Anunció que está dispuesto a ir a todas las comunidades para explicar el acuerdo de la 'deuda histórica' y que cada euro está más que justificado.