Interior dice que la contratación de blindados "contó con el visto bueno" de PSE y "no admite dilaciones"

Pide a los socialistas que faciliten "realmente el traspaso tranquilo de gestión" y controle "las iniciativas de todos sus miembros" BILBAO, 1 (EUROPA PRESS) El Departamento vasco de Interior recordó hoy que la contratación de vehículos blindados para la Ertzaintza "contó con el visto bueno socialista" e insistió en que, al afectar "directamente a la seguridad" de sus agentes, "no admite dilaciones por situaciones administrativas". Asimismo, pidió al PSE que "controle las iniciativas de todos sus miembros" para evitar "confundir" a la sociedad y "facilitar realmente ese traspaso tranquilo de gestión". En un comunicado, se pronunció de esta manera después de que ayer el PSE-EE registrara en el Parlamento vasco una solicitud para que el presidente del Tribunal Vasco de Defensa de la Competencia emita un informe en relación al contrato de suministro iniciado por el actual Departamento de Interior en funciones, en el que se prevé la compra de 200 coches patrulla blindados para la Ertzaintza. Interior advirtió de que la contratación de vehículos blindados "afecta directamente a la seguridad" de los ertzainas y, por tanto, "no admite dilaciones en los tiempos por situaciones administrativas". Asimismo, precisó que la contratación de vehículos blindados para las patrullas de la Ertzaintza, con sus importes económicos y plazos de adquisición, ha sido explicada en dos ocasiones en el Parlamento "con la conformidad del PSOE". Interior recordó que se trata de una partida "expresamente contemplada" en los presupuestos de este año y que "fue aprobada con el voto del Partido Socialista". "TRANSICION ORDENADA" Además, indicó que "el consejero de Interior ha hablado directamente en los últimos días con el responsable del Partido Socialista en asuntos de Interior, el señor Ares, explicándole la contratación en ésta y otras materias, los tiempos, los plazos, así como que adelantada la tramitación administrativa". "Los responsables del Departamento en funciones no adoptarán ninguna decisión definitiva ni, por supuesto, la adjudicación", aseguró. Finalmente, reclamó que, si el Partido Socialista ha abogado por "una transición ordenada de asuntos" en el cambio de Gobierno, debería "controlar las iniciativas de todos sus miembros" para evitar "confundir a la sociedad y a los propios ertzainas" y "facilitar realmente ese traspaso tranquilo de gestión" que debe ser "favorecido por todas las partes implicadas".