Jordi Sevilla rompe una lanza en favor de Solbes, destaca su solvencia y dice que en Inglaterra sería ya 'Lord'

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ex ministro de Administraciones Públicas y diputado del PSOE Jordi Sevilla rompe hoy "una lanza en favor" del ex vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, del que destaca su solvencia, "con be de Solbes", y asegura que en Inglaterra sería nombrado 'Lord'.

En un artículo publicado en su página personal de Internet, que recoge Europa Press, Sevilla sale en defensa de la trayectoria política de Solbes --con quien ha trabajado estrechamente durante años y del que incluso fue su jefe de Gabinete--, ante las críticas procedentes del "sectarismo ignorante" y ante el riesgo de que el ahora ministro saliente se convierta en "el chivo expiatorio" de la crisis.

Por ello, el diputado socialista por Valencia pide "un respeto" a la salida de Solbes del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por ser "un magnífico servidor público y con gran sentido de Estado". Es más, cree que, en Inglaterra, sería nombrado 'lord' y contratado como profesor emérito por la Universidad de Cambridge y asesor de varias empresas importantes.

ELOGIOS A SU TRAYECTORIA

Entre otras cosas porque, cita, desde el Ministerio de Economía dio un giro drástico a la situación de 1993, hasta el punto que la recuperación económica "de la que tanto presumió el PP", empezó en 1994 y fue posible gracias a las medidas impulsadas por Solbes. En este punto, Sevilla recuerda que el primer Gobierno de José María Aznar no hizo presupuesto en 1996 y vivió de las rentas de las medidas de urgencia aprobadas por el ex vicepresidente económico.

A la cartera económica, prosigue, volvió tras la victoria electoral del PSOE de 2004, no sin antes pasar por el Parlamento Europeo donde se convirtió "en uno de los máximos expertos comunitarios del mundo". Y esa vuelta no fue fácil, según destaca Sevilla, quien recuerda que hasta el mismo ex presidente del Gobierno Felipe González tuvo que emplearse a fondo para que aceptara de nuevo ese cargo años después.

El ex ministro valenciano alaba también el hecho de que Solbes decidiera continuar en la tarea en la segunda legislatura a pesar de que tras cumplir los cuatro primeros años de mandato de Zapatero consideró llegado el momento de irse.

"Hasta que los vientos de crisis económica y la petición pública y expresa del presidente para que siguiera, le hicieron continuar en esta difícil legislatura", resalta Sevilla, quien considera que "para ser ministro sólo hace falta que te nombren, y para dejar de serlo, que te cesen sin que lo uno ni lo otro te convierte en más listo ni en más tonto".

PIDE RESPETO

Sevilla señala que el ex vicepresidente económico pudo haberse ido de la función pública en 1991 como "un gran funcionario con una carrera impecable detrás de él" y haberse jubilado como comisario europeo este año "habiendo culminado una prestigiosa carrera internacional".

"Pudo también --sigue-- no haber continuado esta legislatura, lo que nos hubiera privado del magnífico espectáculo de su debate, a ojo tapado, con (Manuel) Pizarro, pero le habría permitido salir por la puerta grande como el ministro que llevó a España a las más altas cumbres económicas". Pero, agrega, que si sale ahora hay que pedir "respeto" por quien ha tenido "una magnífica trayectoria puesta al servicio de España a través de gobiernos socialistas".

Aunque admite que no siempre ha estado de acuerdo con Solbes ni ha apoyado algunas de sus declaraciones o actuaciones, lo cierto es que Sevilla, como conocedor de "la intrahistoria de algunos acontecimientos en los que ha sido protagonista voluntario o involuntario", se siente obligado a exclamar "Solbes, ¡Chapeau!". "Y a tener en cuenta sus posiciones, por si acaso", concluye.