La búsqueda de Publio Cordón, clave para el hallazgo de dos zulos de los GRAPO en Francia

  • Madrid, 11 may (EFE).- El impulso de las investigaciones sobre los GRAPO en Francia, tras las recientes confesiones del dirigente de la banda Fernando Silva Sande en las que informó del lugar donde supuestamente está enterrado el empresario Publio Cordón, ha sido clave en el hallazgo de dos zulos de los GRAPO en el país vecino.

La Guardia Civil descubre en Francia dos zulos del GRAPO con armas y explosivos

La Guardia Civil descubre en Francia dos zulos del GRAPO con armas y explosivos

Madrid, 11 may (EFE).- El impulso de las investigaciones sobre los GRAPO en Francia, tras las recientes confesiones del dirigente de la banda Fernando Silva Sande en las que informó del lugar donde supuestamente está enterrado el empresario Publio Cordón, ha sido clave en el hallazgo de dos zulos de los GRAPO en el país vecino.

Fuentes de la lucha antiterrorista han asegurado a Efe que tanto la Guardia Civil como las fuerzas de seguridad francesas han intensificado en los últimos meses sus investigaciones en suelo francés para impedir una hipotética reorganización de los GRAPO.

Durante varias semanas, efectivos de la Guardia Civil, asistidos por gendarmes franceses, han rastreado sin éxito las faldas del Mont Ventoux, en el sureste de Francia, lugar en el que según Silva Sande la banda terrorista enterró el cadáver del empresario secuestrado en 1995.

Ha sido ahora cuando agentes del instituto armado, en colaboración con la Policía Nacional Francesa, han localizado en un bosque próximo a la localidad de Maisse, cerca de París, dos zulos de los GRAPO con armas, explosivos y detonadores en perfecto estado de conservación.

El primer zulo, compuesto por dos bidones herméticamente cerrados contenía veinte iniciadores de explosivos, cuatro pistolas, dos revólveres y diversa munición.

El segundo escondite de los GRAPO, que estaba formado por un único bidón, guardaba 8,1 kilos de sustancias para la fabricación de explosivos y cinco temporizadores.

El pasado año fue hallado otro zulo en un bosque cercano a la localidad francesa de Fontainebleau, que contenía cuatro pistolas automáticas, un revólver, una pistola ametralladora, un silenciador, seis kilos de explosivos y abundante munición.