La Consejería de Economía remite a Caja Madrid los estatutos modificados

  • Madrid, 17 feb (EFE).- El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, devolverá hoy a Caja Madrid las modificaciones a la propuesta de estatutos que la entidad le remitió a finales de enero, con el fin de adaptarlos totalmente a la nueva normativa regional.

La Consejería de Economía remite a Caja Madrid los estatutos modificados

La Consejería de Economía remite a Caja Madrid los estatutos modificados

Madrid, 17 feb (EFE).- El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, devolverá hoy a Caja Madrid las modificaciones a la propuesta de estatutos que la entidad le remitió a finales de enero, con el fin de adaptarlos totalmente a la nueva normativa regional.

Según explicaron a Efe fuente del Ejecutivo autonómico, la Consejería responderá dentro del plazo de 15 días hábiles, que concluye mañana, y del que disponía para revisar el texto y aportar las modificaciones que considera necesarias.

Los cambios que propondrá el Gobierno regional buscarán que los nuevos estatutos de la entidad cumplan fielmente con la normativa vigente de cajas, que se deberá aplicar con carácter retroactivo para que el proceso electoral iniciado en Caja Madrid a finales de octubre de 2008 se rija conforme a la nueva ley.

Una vez Caja Madrid haya recibido el texto propuesto por la Consejería de Economía, dispondrá de un mes para que su Consejo de Administración lo someta a votación y, posteriormente, la Asamblea General de la entidad.

En el primer caso, el texto deberá contar con el apoyo de dos tercios de los consejeros, es decir 14 de los 21 votos, mientras que en la Asamblea de la caja bastará con la mayoría simple, que se obtiene con la aprobación de 161 de los 320 miembros.

En las últimas semanas, el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, advirtió de que existían problemas de forma en la propuesta de estatutos que el Consejo de Administración de la caja remitió a finales de enero, al no haber sido votado por este órgano de gobierno, por lo que solicitó que dicho "error" se solventara.

Por ello, el Consejo de Administración de Caja Madrid volvió a reunirse la semana pasada para decidir si cumplía con las exigencias de Beteta y sometía la propuesta a votación, en una cita en la que finalmente se acordó por unanimidad ratificar su decisión de finales de enero y dar por bueno el borrador de los estatutos ya remitidos.

Fuentes del consejo explicaron a Efe en ese momento que en la votación siete consejeros (cuatro del PP afines a las posiciones defendidas por el Gobierno regional y tres del PSOE) emitieron votos particulares en los que se manifestaba su desacuerdo con algunos de los apartados de los estatutos, al entender que no se ajustan totalmente a la norma regional de cajas de ahorros.