La consellera de Turismo valenciano afirma que no ha habido ningún contrato menor con Orange Market

  • Valencia, 25 may (EFE).- La consellera de Turismo, Angélica Such, ha afirmado hoy que durante esta legislatura su departamento no ha adjudicado ningún contrato menor a Orange Market, una de las empresas investigadas en el "caso Gürtel", y a la que durante cuatro años consecutivos se encargó el expositor de la Comunitat en FITUR.

Valencia, 25 may (EFE).- La consellera de Turismo, Angélica Such, ha afirmado hoy que durante esta legislatura su departamento no ha adjudicado ningún contrato menor a Orange Market, una de las empresas investigadas en el "caso Gürtel", y a la que durante cuatro años consecutivos se encargó el expositor de la Comunitat en FITUR.

Such ha comparecido en la comisión de Industria, Comercio y Turismo de Les Corts para explicar la relación contractual entre la Conselleria y Orange Market, relación que se circunscribe, según ha explicado, al diseño, montaje y desmontaje del citado expositor por ser la empresa que presentó la mejor oferta.

Los grupos de la oposición han asegurado conocer la existencia de contratos menores adjudicados a esta empresa sin necesidad de publicidad y han reclamado tener acceso a estos documentos, a lo que la consellera ha replicado que durante esta legislatura no ha existido ningún contrato menor con esta firma.

Such, quien ha defendido la legalidad de este tipo de contratos, ha asegurado que las adjudicaciones a Orange Market se han realizado "siguiendo la legislación" y de acuerdo "con los principios de concurrencia, transparencia y legalidad", y ha destacado que nadie ha impugnado nunca estos concursos.

Ha insistido en que a Orange Market se le adjudicó el expositor de la Comunitat para FITUR y otras ferias nacionales de turismo por ser "la mejor empresa" y ha señalado que nadie presupone irregularidades cuando Tourespaña lleva adjudicando su expositor a la misma empresa durante once años, y Andalucía durante cinco.

La diputada socialista María Isabel Lloret ha manifestado que la diferencia entre estos casos es que las citadas empresas "no son corruptas" y se ha preguntado "cómo es posible que una empresa corrupta -en alusión a Orange Market- pueda ganar año tras año estos contratos".

Ha asegurado que los indicios de irregularidades son "claros" y ha afirmado que Such ha heredado este "problema" de la anterior consellera y actual presidenta de Les Corts, Milagrosa Martínez, cuyo jefe de gabinete, Rafael Betoret, está imputado en el "caso Gürtel" junto con el president de la Generalitat, Francisco Camps, el portavoz del grupo popular, Ricardo Costa, y el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos.

Lloret ha afirmado que a las personas "no se las imputa por una duda" sino por existir "indicios racionales de que han cometido un delito", algo que para Such demuestra "el desconocimiento absoluto de lo que es una instrucción penal", al tiempo que ha defendido la presunción de inocencia "de todos los colores políticos".

Such ha preguntado a la diputada socialista si aplica esa misma afirmación al alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, y ha considerado que este tipo de actitud es la que "denigra a la clase política".

Por su parte, el diputado de Compromís Enric Morera ha manifestado que si los contratos menores son legales, "por qué no se entregan a la oposición", mientras que el diputado no adscrito Lluis Torró ha considerado que fraccionar contratos para adjudicarlos sin publicidad es "políticamente impresentable".

Ambos han reclamado transparencia para terminar con "la sospecha que existe" en la gestión de la Conselleria, a lo que Such ha asegurado que tanto los concursos como los procedimientos negociados y los contratos menores "son legales" y ha añadido que actualmente no hay relación con Orange Market a través de contratos menores.

La comparecencia de la consellera había decaído por no esta presente, al inicio de la comisión, prevista para las 16.00 horas, ningún diputado de Compromís, grupo que había solicitado la presencia de la responsable de Turismo.

Enric Morera, quien ha llegado diez minutos tarde, ha justificado su retraso en que el reloj que la presidenta de Les Corts había regalado a los diputados no le funciona y tenía la hora parada a las 15.45 horas.

Después de varios minutos de discusión, en los que la oposición ha insistido en pedir que se produjera la comparecencia, la presidenta de la Comisión, María Dolores Botella, ha aceptado la petición.