Lambán insiste en que Ejecutivo aragonés no presente una Ley de Gobierno Local hasta que no lo haga el central

Lambán pide que la Ley de Capitalidad atienda al Ayuntamiento de Zaragoza y la provincia, para no ser un "laboratorio de ideas"

ZARAGOZA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Javier Lambán, insistió hoy en que el Ejecutivo autónomo no lleve a las Cortes de Aragón una Ley de Gobierno Local hasta que el Gobierno de España "no resuelva el problema" y envíe al Congreso una Ley del Estatuto del Gobierno Local, basada en un pacto de Estado entre los dos grandes partidos, PSOE y PP. En caso contrario, "estaremos poniendo en jaque el modelo de Estado que los ayuntamientos defienden", aseveró.

El también alcalde de Ejea de los Caballeros, el socialista Javier Lambán, clausuró hoy el II Congreso Municipia Siglo XXI 'Ciudadanía y Gobierno Local', que se ha celebrado esta semana en el Palacio de Sástago de la capital aragonesa. En el acto también participó el director general de Administración Local de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, Manuel Zafra.

La Diputación de Zaragoza organizó el primer Congreso Municipia en 2004 y "cinco años después los problemas de los Ayuntamientos "son los mismos, si cabe más graves, las soluciones se siguen retrasando, los servicios que prestan los ayuntamientos se han incrementado, y como ejemplo, con la crisis económica los municipios están teniendo un papel ejemplar, y las soluciones no llegan", lamentó.

Además, el problema de su financiación es "cada vez más acuciante y la ausencia de una definición de las competencias municipales como marco del ejercicio básico de la autonomía local siguen también pendientes de solución".

Por ello, el anuncio realizado durante la inauguración del congreso por el secretario de Estado de Cooperación Territorial del Ministerio de Administraciones Públicas, Gaspar Zarrías, de que a finales de este año se alcanzará un documento sobre el Estatuto del Gobierno Local, "nos hace concebir otra vez esperanzas, pero ya es hora de que estos anuncios se hagan realidad".

En este sentido, Lambán señaló que alcanzar un acuerdo sobre el futuro Estatuto del Gobierno Local "no sólo depende de la voluntad del Gobierno de España" sino que necesita de un pacto de Estado entre PSOE y PP.

"En la anterior legislatura ese pacto de Estado no se pudo producir porque el PP, cuyas posiciones sobre el mundo local son parecidas a las nuestras, se niega en redondo a llegar a acuerdos porque entiende que eso es concederle bazas al Gobierno" y esa postura "arroja penumbra al horizonte de luz que anunció Zarrías". No obstante, "esperemos que cuantos antes" se alcance un consenso sobre esta cuestión.

RIESGOS PARA EL MUNDO LOCAL

Para Javier Lambán, existen "serios riesgos" que acechan al mundo local. El primero de ellos, "que se resuelva antes un nuevo modelo de financiación autonómica que la fórmula de financiación local", un aspecto que "preocupa" a los alcaldes y concejales.

En segundo lugar "corremos otro riesgo cuando a un Gobierno autonómico --en referencia al de Aragón-- se le ocurre enviar al Parlamento su propia Ley del Gobierno Local". A este respecto, Lambán recordó que durante la inauguración del II Congreso Municipia pidió al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, "que antes de enviar a las Cortes ninguna Ley de la administración local, esperen a que el Gobierno de España resuelva este problema enviando al Congreso una Ley del Gobierno Local", porque si no, "estaremos poniendo en jaque el modelo de Estado que los ayuntamientos defienden".

A su juicio, el Gobierno Local es "el remedio" frente a la dinámica "desequilibradora" de las Comunidades autónomas, que "llevan años absorbiendo poder hacia arriba y hacia abajo". Lambán profundizó en esta idea al señalar que "cuanto menos gobierno local, menos Estado. Esta es una ecuación irrebatible", valoró.

En este marco, las diputaciones provinciales se perfilan como "única garantía de la autonomía del Gobierno local", cuyas necesidades y preocupaciones deben formar parte "de la agenda política española", para "combatir el monopolio que el debate autonómico ha tenido en los últimos años" e iniciar un análisis "crítico" del papel de los entes locales como "pieza constitutiva elemental del Estado".

LEY DE CAPITALIDAD

En sus palabras, Javier Lambán se refirió a algunos de los debates suscitados durante la celebración del congreso. Así, indicó como en la mesa redonda sobre la organización del espacio metropolitano de Zaragoza, celebrada ayer, quedó "claro que no es necesaria una nueva estructura administrativa para organizar Zaragoza y su entorno, y menos" que esa estructura que se plantea "sea una comarca".

El alcalde ejeano abogó porque tres instituciones, el Gobierno de Aragón, la DPZ y el Ayuntamiento de la capital, "se ocupen seriamente del tema", en el caso de la institución provincial como "garantía de la autonomía local de los ayuntamientos, especialmente de los más pequeños, frente a las presiones" que pueden ejercer sobre ellos distintos grupos de interés.

Asimismo, remarcó la "urgencia" de que el Gobierno aragonés envíe a las Cortes la Ley de Capitalidad, que regulará el área metropolitana de Zaragoza, pero "atendiendo a los razonamientos del Ayuntamiento de Zaragoza y del resto de la provincia", para que esta normativa "no sea una mera formulación de ese laboratorio que a veces es el Pignatelli (el Ejecutivo aragonés)".

También defendió que se continúen creando consorcios para regular la actividad del área metropolitana de Zaragoza e instó al Ejecutivo aragonés a que "afronte" y acuerde unas directrices de ordenación del territorio "que trasciendan la Aljafería", que se consensuen con otras instituciones, para evitar así "disgustos e irregularidades".

COMARCAS

Por último, Javier Lambán analizó la situación del proceso de comarcalización en Aragón. "La única razón potente que han dado sus promotores (para que existan las Comarcas) es que existen, pero nos preocupa cómo existen y cómo existirán en el futuro".

A su juicio, hay que "reconducir" el proceso de comarcalización para tener en cuenta "los intereses de los municipios y para evitar que se menoscabe la labor de las diputaciones provinciales, que algunos quieren borrar del mapa".

Por tanto, "antes de que se transfieran más competencias a las comarcas", Lambán pidió "que se mejore su financiación, para que puedan desarrollar más eficazmente las competencias que ya tienen".

Además, exigió que "no anulen la autonomía local", sino que la refuercen, "que no sean tuteladas por el Gobierno de Aragón, sino que sean autónomas, y que den competencias a sus consejeros y no a la Consejería correspondiente del Ejecutivo aragonés". El presidente de la DPZ concluyó su discurso haciendo un llamamiento para "recuperar el espíritu de las mancomunidades".

DEFINIR LAS REGLAS DEL JUEGO

El director general de Administración Local de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, Manuel Zafra, remarcó también el papel que cumplen los entes locales en la sociedad y consideró que para estar "a la altura" de las necesidades de los ciudadanos, "hay que pensar en el gobierno local en otra clave". "Si queremos un gobierno local de calidad, hay que definir unas reglas del juego propias", aseveró.

En este sentido, reclamó para los entes locales "autonomías propias y financiación incondicionada", para que las administraciones locales tengan capacidad de acción y sean "el sujeto y no el objeto" a la hora de tomar las decisiones.

Zafra cree que para definir una legislación sobre el Gobierno local se debe hacer "con un pacto de Estado, porque o se empieza por el Estado o será una hipoteca difícil de amortizar". Asimismo, pidió que "no se legisle con prejuicios, pensando en eventuales riesgos delictivos, porque si se legisla pensando en que la gente es corrupta, se penaliza a quien cumple".