López anuncia una deuda de 3.000 millones para inversión y medidas de choque

  • Vitoria, 5 may (EFE).- El socialista Patxi López, que hoy será elegido lehendakari, ha anunciado en su discurso de investidura que el Gobierno vasco se endeudará en tres mil millones de euros para dedicarlos a inversión y aplicará medidas de choque para combatir la crisis.

Vitoria, 5 may (EFE).- El socialista Patxi López, que hoy será elegido lehendakari, ha anunciado en su discurso de investidura que el Gobierno vasco se endeudará en tres mil millones de euros para dedicarlos a inversión y aplicará medidas de choque para combatir la crisis.

En la parte económica de su discurso ante el Parlamento Vasco, López ha reconocido que "se dibuja un panorama muy complicado para la primera fase de esta nueva Legislatura, especialmente en lo que se refiere al empleo y a la recaudación".

López ha recordado que "el actual endeudamiento vivo del Gobierno Vasco equivale al 0,9% del PIB vasco, con lo que el margen de que disponemos es muy alto, por encima de los 3.000 millones de euros sin que el ratio se dispare. En consecuencia, este es el margen que vamos a utilizar para desarrollar las medidas anticrisis", un dinero que "sólo van a aplicarse a políticas de inversión".

Entre las medidas de choque que adoptará el nuevo Gobierno vasco está el inicio de las conversaciones con el Gobierno para asumir la transferencia de las Políticas Activas de Empleo, una competencia con la que ya cuentan el resto de autonomías.

Además, creará un fondo de ayuda a la promoción del empleo y la formación de los trabajadores y agilizará el acceso de pymes y autónomos al crédito de 500 millones de euros para avales suscrito con las sociedades de garantía recíproca Elkargi y Oinarri.

Asimismo, adoptará medidas para apoyar a dos sectores claves: la automoción, que no detalló, y el sector de la construcción. Por ejemplo, acelerará la licitación de obra pública, promocionará la rehabilitación de edificios y el aumento de su eficiencia energética y ampliará el aval público para la adquisición de Vivienda de Protección Oficial.

También facilitará la ampliación del plazo de la hipoteca, sin coste adicional, para las familias en situación de especial dificultad.

Pondrá en marcha, desde los Ayuntamientos, un plan, con un fondo especial, para la recolocación de parados y un refuerzo de la cobertura de desempleo para los trabajadores en situación de mayor necesidad.

Respecto a la mayor obra en marcha en Euskadi, el tren de alta velocidad, López ha anunciado que "le vamos a dar un impulso definitivo, adelantando, todo lo posible, la ejecución de las obras en el tramo guipuzcoano".

Como se comprometió en la campaña electoral, convocará de forma inmediata a empresarios y sindicatos a una mesa de diálogo social que busque alcanzar un acuerdo económico y social. Esta política supone un cambio con respecto al gabinete Ibarretxe, que no medió en el diálogo entre patronal y sindicatos.

En este punto, López ha criticado la huelga general que ELA y LAB han convocado para el próximo día 21, a los que ha emplazado a que reconsideren su decisión, "a que den una oportunidad al diálogo social y a que traigan sus reivindicaciones a la mesa de negociación que convocaré de forma inmediata".

En cooperación con otras administraciones, seguirá trabajando en proyectos ya en marcha como la Fuente Europea de Neutrones por espalación, el soterramiento del tren en Vitoria, las estaciones intermodales, el desarrollo del puerto de Bilbao, la regeneración de la bahía de Pasaia o la línea 3 del metro de Bilbao.

López ha concluido que "debemos afrontar con realismo este periodo de crisis, pero el Gobierno que aspiro a presidir no sacrificará sus políticas sociales ni abdicará de su afán de progreso social".