Los cabildos rechazan la interpretación del Gobierno de Canarias para presupuestar los planes sectoriales en 2009

Soria asegura que respeta "la letra y el espíritu" del acuerdo y acusa al Cabildo de Gran Canaria de "inejecución"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Canaria de Islas (Fecai) y del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, ha puesto de manifiesto este viernes las "discrepancias" que existen entre las corporaciones insulares y el Gobierno de Canarias sobre la "interpretación" que el Ejecutivo ha realizado para presupuestar los planes sectoriales en 2009, según indicó tras la reunión de la Conferencia de Presidentes que se llevó a cabo en Santa Cruz de Tenerife.

"No ha habido acuerdo", sentenció tajante Pérez, en declaraciones a los periodistas, al tiempo que indicó que el acuerdo alcanzado a finales de 2008 para mantener los planes sectoriales en el periodo 2009-2012 planteaba partidas por una cantidad similar o inferior hasta un 10 por ciento de lo previsto en 2008. "El Gobierno interpreta que lo que no se ha terminado de ejecutar en años anteriores se incluya como obra nueva en este ejercicio y ese no es el espíritu del acuerdo", explicó.

Por su parte el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, aseguró tras el encuentro que el Ejecutivo "sí ha cumplido con el espíritu y la letra del acuerdo alcanzado". Aquí señaló que "el Gobierno cumple sus compromisos" para informar de que en 2009 los presupuestos de la Comunidad Autónoma contemplan una partida de 124,9 millones de euros para los planes sectoriales por lo que quien dice que éstos desaparecerán "deforman" la realidad.

Durante su intervención, Soria criticó que el hecho de que el Cabildo grancanario no haya presentado las certificaciones correspondientes a los últimos ejercicios ha provocado que 8 millones de euros del plan para el acondicionamiento de carreteras se haya contemplado en el presupuesto de 2009. Aquí y ante las críticas del resto de cabildos --ya que el total del plan alcanza los 12,1 millones y verían mermados sus ingresos--, la Consejería de Obras Públicas planteó que los 8 millones pudiesen repartirse durante los próximos 3 años, según dijo Soria. En este apartado la propuesta del consejero Juan Ramón Hernández incluiría pasar 4 millones desde el plan de mejora de la red viaria.

El vicepresidente quiso dejar claro que el Ejecutivo ha cumplido y quién diga lo contrario "deforma" la información. Así insistió en que para este año se ha previsto gastar en los planes 124,9 millones de euros frente a los 139,9 del año anterior, lo que supone una reducción del 10 por ciento".

Soria detalló que las partidas previstas para zonas comerciales abiertas alcanzan los 3,8 millones; para infraestructuras rurales y regadíos 10,3; renovación de patrimonio 620.00 euros; equipamiento cultural 4,2; infraestructuras y calidad turística 20,7; mejora de la red viaria 24; acondicionamiento y conservación de carreteras 12,1; atención sociosanitaria de mayores 15,2; escuelas infantiles 8,9; y para atención sociosanitaria a la discapacidad 24,5 millones.

EJECUCIÓN MEJORABLE

El vicepresidente reconoció que la ejecución de los cabildos puede ser "mejorable" e indicó que sirven para completar la insuficiencia de recursos de las corporaciones para hacer frente a las obligaciones que tienen, "pero nada tienen que ver con los recursos de la Comunidad Autónoma para atender las competencias transferidas". Además aprovechó para puntualizar que "estos recursos se detraen de los fondos propios del Gobierno que serían destinados a educación, sanidad o bienestar social".

De igual forma, insistió en responsabilizar al cabildo grancanario. "En inejecución lo gordo es lo de Gran Canaria", dijo para asegurar que en la etapa anterior --cuando él presidía el Cabildo-- "la ejecución fue ejemplar". "Debe responder Pérez por qué ha sucedido eso", sentenció para rechazar los criterios del presidente del Cabildo. "¿Plantea no pagar porque algo habrá que hacer?", dejó en el aire.

Así las cosas, el vicepresidente anunció que a partir de ahora los consejeros del Gobierno explicarán a los presidentes cada plan al tiempo que insistió en que la posición del Ejecutivo estaba "clara". Además manifestó que el modo consensuado para transferir las partidas fue el de que el Ejecutivo adelantaba el 40 por ciento y, una vez que los cabildos certificaban estas partidas se les abonaba otro 30 y después el resto. Soria subrayó que el sistema provoca que se vayan "produciendo desfases".

REUNIÓN DE CABILDOS

Ante estos planteamientos, José Miguel Pérez, anunció la convocatoria urgente de la Fecai. "Los cabildos planteamos que los planes sectoriales tengan continuidad y que tengan su financiación, independientemente de la certificación final", expuso al tiempo que se quejó de que no se pueda iniciar "obra nueva".

"No es una cuestión de conflictividad con las distintas consejerías, sino de interpretación", afirmó para negar que su Cabildo no haya ejecutado. "Hemos adelantado el dinero nosotros", aseguró para concluir que si el Ejecutivo no tiene dinero, "sentémonos y hablemos, pero no mezclemos las cosas".

Asimismo, el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, recalcó que los planes sectoriales son "efectivos para la sociedad y tienen un alto índice de transparencia". "Aunque ha existido la voluntad de cumplir no se reflejan en algunas consejerías de la forma que estimamos oportuna", prosiguió.

Melchior detalló que las mayores discrepancias se encuentran en los planes que tienen que ver con las consejerías de Obras Públicas, Bienestar Social y Educación y Cultura. "Si ha habido una deuda pendiente, por lo que sea, eso no quiere decir que esa no certificación tiene que pasar a los planes sectoriales de 2009", concluyó.