Los diputados del PSOE se ausentan del Parlamento canario cuando se le da la palabra a Cabrera (PP)

El portavoz del PP llama hipócritas a los socialistas por no criticar que Eguiguren mantenga cargos en el partido tras la condena por agredir a su mujer

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 15 (EUROPA PRESS)

Los diputados del PSOE se han ausentado este mediodía del salón del plenos del Parlamento de Canarias como medida de repulsa cuando iba a tomar la palabra el nuevo portavoz del PP, Miguel Cabrera Pérez-Camacho, que había solicitado intervenir "por alusiones" para explicar su posición tras la polémica suscitada a raíz de que le recitase unos versos a la diputada, Francisco Luengo, en el último debate del Estado de la Nacionalidad Canaria.

"Me trae sin cuidado que estén o no estén", comenzó diciendo el portavoz del PP que contó con dos minutos para explicarse durante la sesión matinal del pleno y tras una pregunta sobre el asunto realizada por la socialista Eulalia Guerra a la consejera de Bienestar Social, Inés Rojas. "Algunos es mejor que estén con la boca cerrada", añadió el popular.

Cabrera dijo que "no" iba a hablar de "alusiones". "No voy a hablar de las vergüenzas del PSOE en el 'caso Tebeto' sino de la doble moral". "No voy a hablar en verso, sino en prosa, pero advierto de que mi prosa puede resultar mucho más dolorosa que mis versos", ironizó. Aquí añadió que en su día pidió perdón en dos ocasiones y fue "rechazado".

El popular planteó que el PSOE mantiene una actitud "hipócrita porque tiene el machismo dentro de su casa". Aquí citó el caso del ex presidente del PSOE en el País Vasco, Jesús Eguiguren, al que calificó como "cobarde maltratador condenado por sentencia tras propinarle una paliza a su mujer". Según Cabrera, Eguiguren "tiene cargos relevantes en el PSOE sin que el PSOE canario haya elevado la más mínima queja al respecto". "Eso es cinismo y rostro", zanjó.

Tras las palabras del popular, la diputada de Coalición Canaria (CC) Belén Allende solicitó que se retiraran las palabras maltratador y machista del diario de sesiones, petición que será meditada por Cabrera, según dijo, aunque apuntó que las palabras eran los "calificativos" que habían utilizado contra él los "hipócritas".

Después, y una vez que regresaron los socialistas a la Cámara, la diputada Eulalia Guerra también solicitó la palabra, pero no le fue concedida por un acuerdo de la Junta de Portavoces, según le explicó el presidente del Parlamento, Antonio Castro. "No tiene un trato equitativo", se limitó a decir Guerra.