Los enfrentamientos por la lengua centran el homenaje a Ramón Piñeiro

  • Santiago de Compostela/Láncara (Lugo), 17 may (EFE).- Los enfrentamientos por la lengua gallega entre la Xunta, los partidos políticos y distintos colectivos sociales han protagonizado hoy el Día de las Letras Gallegas que este año rindió homenaje al escritor Ramón Piñeiro, "un grande de la cultura gallega".

Los enfrentamientos por la lengua centran el homenaje a Ramón Piñeiro

Los enfrentamientos por la lengua centran el homenaje a Ramón Piñeiro

Los enfrentamientos por la lengua centran el homenaje a Ramón Piñeiro

Los enfrentamientos por la lengua centran el homenaje a Ramón Piñeiro

Santiago de Compostela/Láncara (Lugo), 17 may (EFE).- Los enfrentamientos por la lengua gallega entre la Xunta, los partidos políticos y distintos colectivos sociales han protagonizado hoy el Día de las Letras Gallegas que este año rindió homenaje al escritor Ramón Piñeiro, "un grande de la cultura gallega".

Millares de personas han desafiado a la lluvia durante una manifestación en Santiago convocada por la Mesa para la Normalización Lingüística, y apoyada por más de 300 colectivos sociales y el BNG, para que no haya "ni un paso atrás" en la normalización del idioma gallego y en su empleo en la enseñanza y en la vida cotidiana.

El presidente de la MNL, Carlos Callón, leyó el manifiesto final en el que reclamó al PP que "tome nota" de lo numerosa que ha sido la manifestación e insistió en que se volverán a convocar protestas cuando se ataque el idioma gallego, que se encuentra "en inferioridad" de condiciones respecto al castellano.

Los manifestantes protestaban, entre otras razones, por la intención del presidente gallego de derogar el decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza y que establece que se impartan la mitad de asignaturas como mínimo en este idioma.

En la manifestación participó el portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, quien indicó que los miles de gallegos que acudieron a la manifestación le dicen al PP "que tiene que dar marcha atrás" a la política que pretende llevar adelante de acabar definitivamente con el gallego como idioma natural de Galicia.

Por otra parte, en el cementerio de Boisaca, en Santiago de Compostela, el líder de los socialistas gallegos, Manuel Vázquez, consideró hoy que, "paradójicamente", el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su Gobierno constituyen "el mayor peligro" para el idioma gallego, ante lo que emplazó al PP y resto de fuerzas a retomar el consenso.

Los socialistas gallegos quisieron reafirmar el 17 de mayo ante la tumba de Piñeiro, que fue diputado del PSdeG, su "compromiso" con la lengua gallega, "amenazada directamente por las políticas oportunistas e irresponsables adoptadas por el PP bajo la dirección del señor Núñez Feijóo", manifestó.

Mientras transcurría la manifestación en Santiago, en Láncara (Lugo), municipio natal de Ramón Piñeiro, se celebraban los actos oficiales de homenaje al escritor gallego, entre ellos una sesión plenaria de la Real Academia Gallega (RAG) a la que acudieron, entre otros, todo el Gobierno gallego, con su presidente a la cabeza y la presidenta del Parlamento.

Núñez Feijóo advirtió al BNG, antes de participar en los actos de homenaje a Piñeiro, de que el gallego es un "idioma de todos" que no tiene siglas y matizó que la "cordialidad" del gallego "está por encima cualquier sigla".

"La cordialidad del gallego está por encima de cualquier sigla y lo que tenemos que hacer es buscar la unidad del gallego", aseveró Feijóo, quien sostuvo que la utilización de este idioma desde la libertad lingüística y dentro del "bilingüismo cordial instalado en la inmensa mayoría de las calles gallegas" es lo que procura.

La RAG celebró una sesión plenaria extraordinaria en el pabellón de Láncara, en donde el historiador Ramón Villares ahondó en la vida y trabajo del homenajeado.

Aludió a sus "riesgos personales", cuando Piñeiro luchó en el franquismo por su ideario galleguista, al haber sido "un miembro muy activo del galleguismo político de la posguerra y un gran mediador cultural a partir de los años 50".

Tampoco obvió que fue el primer presidente del Consello da Cultura Galega, que ahora preside el propio Villares, y también lo recordó como "persona de ideas firmes, sostenidas en ocasiones a contracorriente y que no dejaron indiferente a quienes lo conocieron y trataron".

Hizo suya la definición de que fue un "campesino ilustrado", para aseverar que a quien consideró como "el pionero de una nueva Galicia" tuvo en la lengua su referente "clave".

La sesión la cerró el académico Andrés Torres Queiruga, quien destacó la "humanidad y voluntad ética" de Piñeiro, así como el "profundo humanismo" de una persona con la que "se podía hablar de todo".

Por la tarde, está previsto que el jefe del Ejecutivo gallego y el presidente de la RAG y el alcalde de Láncara hagan una ofrenda floral ante el busto de Ramón Piñeiro en su casa natal.