Los ministros prometen trabajo y diálogo para superar la crisis

MADRID (Reuters) - Las cinco caras nuevas del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tomaron posesión de sus cargos el miércoles entre bromas y consejos de sus antecesores y prometiendo diálogo y trabajo para superar la crisis económica.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, destacó "la tarea difícil, extraordinaria responsabilidad" que afrontan los nuevos ministros "con el mayor de los compromisos, la mayor de las energías", y agregó que "el Gobierno ha comenzado a trabajar a pleno rendimiento".

La vicepresidenta, en la rueda de prensa tras el primer Consejo de Ministros del nuevo gabinete, agradeció a los ministros cesantes su "trabajo, dedicación, compromiso con todos los ciudadanos (...) han dado mucho a esta sociedad".

El nuevo vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, fue uno de los más arropados por los miembros del Gobierno, con la asistencia de siete ministros a su traspaso de cartera.

El socialista andaluz aseguró volver al Ejecutivo central 19 años después con "orgullo" e "ilusión", y convencido de que España superará la crisis y volverá a la senda del crecimiento económico y la creación de empleo.

En su primer discurso como ministro de la era Zapatero, se mostró optimista en cuanto al futuro acuerdo en materia de financiación autonómica, negociación que el propio presidente ha encargado a Chaves y a la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

"No solamente es una exigencia sino también una necesidad en estos momentos. Creo que vamos a tener la suficiente habilidad, y también la suficiente responsabilidad para compatibilizar los intereses legítimos de las diferentes comunidades autónomas con los intereses generales de la ciudadanía española", afirmó.

Este acuerdo, según Manuel Chaves, llegará a través del diálogo y la negociación, para consagrar el principio constitucional de la igualdad de todos los ciudadanos para acceder a los servicios públicos.

El ministro de Política Territorial se comprometió también a intensificar el proceso de modernización de las administraciones locales, aclarando sus competencias y afrontando los problemas económicos y financieros de los ayuntamientos.

En la otra cartera económica en la que ha habido cambios, en Fomento, su nuevo titular, José Blanco, afirmó que la dotación en las infraestructuras "se orientará a la mejora de la productividad de nuestra economía" y a la cohesión social y territorial.

Blanco señaló que el Plan de Infraestructuras y Transportes que puso en marcha Magdalena Álvarez - para quien tuvo palabras de alabanza - será su "hoja de ruta" para "vertebrar el país y acelerar la transición histórica de la España radial a la España en red".

"Tenemos tres años por delante y un plan que cumplir", afirmó el también vicesecretario general del PSOE.

"HOY CON PALMAS, MAÑANA TORTURAS"

La ceremonia más animada fue la del traspaso de la cartera de Sanidad. El ya ex ministro Bernat Soria bromeó con su sucesora, Trinidad Jiménez, aprovechando la cercanía de la Semana Santa.

"Te reciben con palmas, ramas de olivo, todo son felicitaciones, pero al día siguiente es el lunes de Pasión, y empieza la tortura y muerte (...) que es el cese (...) Lo bueno, es que después llega la Resurrección", afirmó, entre las carcajadas de los asistentes.

Soria, que no ha completado dos años en el cargo, terminó sacando una cámara digital con la que hizo una foto a los fotógrafos de prensa.

Jiménez, mostró su agradecimiento por tener "dos responsabilidades que definen mejor que ninguna otra que definen la política socialista, progresista, basada en la equidad, reparto social y solidaridad".

"Les puedo asegurar que ninguna coyuntura económica va a mermar los derechos de los más necesitados, de los colectivos más vulnerables", aseguró.

En Educación, Ángel Gabilondo se comprometió a un gran pacto entre todos los niveles educativos, las fuerzas políticas y sociales y las comunidades autónomas

"Creo en el valor público de la educación y en el coraje público de los educadores, creo en las políticas públicas, creo en la iniciativa social", dijo el ex presidente de la Conferencia de Rectores, que tendrá como principal objetivo la adaptación de la reforma de las universidades con la aplicación del plan Bolonia.

La cineasta Ángeles González-Sinde empezó prometiendo diálogo al frente del Ministerio de Cultura, después de que se produjeran en Internet las primeras críticas a su nombramiento.

"Lo primero que hay que hacer es sentarse y hablar, hoy en día todos somos internautas y también tienen puntos de vista que hay que tener en cuenta", señaló. "Creo que se va a encontrar una solución que sea buena para todos".