Los tres diputados del PP suspendidos de militancia no irán al grupo mixto

  • Madrid, 6 may (EFE).- Los tres diputados madrileños del PP suspendidos de militancia -Benjamín Martín, Alfonso Bosh y Alberto López Viejo- seguirán perteneciendo al grupo parlamentario popular de la Asamblea y, por tanto, no pasarán al grupo mixto, según ha confirmado hoy el portavoz adjunto del grupo, Juan Soler.

Los tres diputados del PP suspendidos de militancia no irán al grupo mixto

Los tres diputados del PP suspendidos de militancia no irán al grupo mixto

Madrid, 6 may (EFE).- Los tres diputados madrileños del PP suspendidos de militancia -Benjamín Martín, Alfonso Bosh y Alberto López Viejo- seguirán perteneciendo al grupo parlamentario popular de la Asamblea y, por tanto, no pasarán al grupo mixto, según ha confirmado hoy el portavoz adjunto del grupo, Juan Soler.

Tampoco el PP de Madrid les pedirá que entreguen sus actas de diputado, por considerar que "las actas son de ellos, no del partido".

Soler, que ha hecho estas declaraciones en los pasillos de la Asamblea, ha defendido que "la responsabilidad política va después de la responsabilidad judicial, no antes".

Ha explicado que la consecuencia de la suspensión de militancia es que los tres parlamentarios implicados en el caso Gürtel están "apartados de los trabajaos habituales y cotidianos del partido", y ha hecho hincapié en que "en esta Asamblea no sólo hay diputados del PP imputados o inmersos en una causa judicial".

Soler ha puesto como ejemplo a los diputados regionales del PSOE José Luis Pérez Ráez (ex alcalde de Leganés) y Esperanza Rozas (ex concejala de Torrejón de Ardoz), de los que ha dicho que a ellos "no se les ha puesto una fianza tan alta".

"La fianza (de 955.000 euros) que se ha impuesto (a Benjamín Martín) es algo distinto a lo que venía ocurriendo en estos casos", ha señalado.

El portavoz popular ha dicho que "desea" que sus compañeros "sean inocentes" y que permanecerán en su grupo parlamentario "no exactamente como independientes, sino como personas del PP que no ejercen de militantes".

"Ante la opinión publica, el partido quiere dejar claro que cuando un militante se encuentra en una causa de estas características se le debe separar del partido, incluso en su mejor interés para que puedan ejercer mejor su defensa. Es una medida cautelar que está en nuestros Estatutos y que se ha producido en otros casos. Luego, cuando el proceso termine con su inocencia, se les reintegraría en el partido y, si son condenados, se les expulsaría", ha argumentado.