Madrid recibe casi 38 millones de euros del Estado para la atención a la dependencia

  • Madrid, 11 may (EFE).- La Comunidad de Madrid recibirá 37,9 millones del Estado para la atención y prevención de la dependencia, que permitirán adaptar 761 plazas en residencias para personas con alto grado de dependencia, financiar servicios complementarios y crear más de un millar de puestos de trabajo.

Madrid, 11 may (EFE).- La Comunidad de Madrid recibirá 37,9 millones del Estado para la atención y prevención de la dependencia, que permitirán adaptar 761 plazas en residencias para personas con alto grado de dependencia, financiar servicios complementarios y crear más de un millar de puestos de trabajo.

Así se establece en el convenio que han firmado hoy la Ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, con el que ambas han querido plasmar el clima de "colaboración y cooperación" que se proponen exista entre las dos instituciones.

"Cuando se trata de estar al servicio de la gente, no puede haber diferencias políticas", ha dicho la ministra, a quien Aguirre ha definido como "una política de raza" en su comparecencia ante los medios informativos, donde ambas han querido dejar patente el clima de cordialidad y la buena relación que mantienen, según han asegurado.

El dinero que recibe hoy Madrid del Ministerio de Sanidad y Política Social forma parte del Fondo Especial del Estado para la dinamización de la Economía y el Empleo, que ya ha sido transferido a todas las autonomías, excepto al País Vasco (donde estaba pendiente de la toma de posesión del nuevo Gobierno) y a Navarra, que está estudiando la manera de "encajar" la ayuda en sus planes de dependencia actuales, según ha indicado Jiménez.

En la Comunidad de Madrid, la cantidad que aporta el Estado se sumará a los más de 830 millones de euros que el Gobierno regional dedica a la atención y prevención de la dependencia y permitirá adaptar a la Ley estatal a la normativa regional de servicios sociales, así como valorar otras circunstancias más allá de la situación económico-social del beneficiario, que era lo que primaba ahora, ha explicado Aguirre.

Según fuentes de la Comunidad, en Madrid hay actualmente 42.000 solicitudes de ayuda a la dependencia, de las cuales 36.000 están en proceso de "valoración" y ya existen 17.000 personas que reciben estas prestaciones.

Jiménez ha explicado que son casi 400 millones de euros los que el Estado pone en manos de las Comunidades autónomas para ayudar al desarrollo de la Ley de Dependencia, y ha hecho hincapié en que es necesaria "la estrecha colaboración" del Gobierno de Madrid, con el que se ha ofrecido a cooperar y a mantener un clima de diálogo para desarrollar las ventajas de esta normativa.

La presidenta regional ha indicado que de los 37,9 millones que recibe Madrid del Estado, 24,6 millones serán para transformar 761 plazas residenciales ya existentes y adaptarlas a mayores asistidos, mientras que los 13,3 millones restantes serán para diversos servicios (ayuda domiciliaria o teleasistencia) y para crear 743 nuevas plazas en residencias y centros de día, que estarán habilitadas en el segundo semestre de este año.

Aguirre ha destacado el "esfuerzo" que hace Madrid en la aplicación de la Ley de Dependencia y ha puesto como ejemplo que esta es la Comunidad "con más plazas residenciales reconocidas en el Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia" ya que reúne el 18% del total nacional.

La Ministra ha admitido que la puesta en marcha de la Ley de Dependencia ha presentado dificultades debido a la "complejidad del Estado de las autonomías" y a la coordinación con los servicios sociales municipales, pero ha dicho que ya son más de 40.000 los beneficiarios de esta norma y se ha mostrado "convencida" de que se cumplirá el compromiso de que en 2015 se haya implantado de manera definitiva.

Jiménez ha subrayado además que la Ley de Dependencia "estimula la economía y el empleo" pues ha permitido crear 22.000 puestos de trabajo, muchos de ellos para cuidadores, en tanto que Aguirre le ha recordado que el convenio de hoy "no sufraga" los salarios de esos trabajadores, sino que se les paga con los 830 millones que pone la Comunidad.

"¡A cada uno lo suyo!" le ha respondido la ministra, mientras la presidenta aseguraba que nunca ha tenido "absolutamente nada en contra" de sus predecesores Bernat Soria y Mercedes Cabrera, pero ha admitido que por "la manera de ser y la vinculación a Madrid" de Trinidad Jiménez es posible que "hayamos dado mas impresión de llevarnos bien".