Más de 40.000 niños se quedan sin guardería en México por medidas antivirus

  • México, 26 abr (EFE).- Un total de 43.738 niños mexicanos, entre los 40 días de nacidos y los cuatro años, se quedará varios días en casa por el cierre temporal de 294 guarderías en tres estados ante la emergencia sanitaria decretada por el brote epidémico de la gripe porcina, informó hoy el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

México, 26 abr (EFE).- Un total de 43.738 niños mexicanos, entre los 40 días de nacidos y los cuatro años, se quedará varios días en casa por el cierre temporal de 294 guarderías en tres estados ante la emergencia sanitaria decretada por el brote epidémico de la gripe porcina, informó hoy el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Los centros infantiles del IMSS afectadas están en el Distrito Federal (150, con 24.368 menores) y los estados de México, vecino de la capital (112, con 14.880 niños), y San Luis Potosí (32, con 4.490 pequeños), que son las entidades más afectadas por el brote del virus A/H1N1.

Las guarderías no habían sido incluidas en las primeras medidas decretadas la noche del jueves cuando el Gobierno federal determinó la suspensión de clases en escuelas desde el nivel preescolar hasta el universitario en la capital y el Estado de México, pero ayer se anunció que los jardines infantiles entrarían en la disposición para evitar contagios y se sumó a San Luis Potosí en el mandato.

El IMSS señaló que la medida permanecerá desde mañana lunes "y hasta nuevo aviso".

Las guarderías son un recurso clave para decenas de miles de padres trabajadores que ahora tendrán que ver dónde y con quién dejan a sus hijos durante la jornada laboral mientras esté en vigor la emergencia sanitaria.

En ese sentido, el secretario del Trabajo, Javier Lozano, emitió hoy un comunicado en el que hizo un llamamiento a los trabajadores y empresarios para que actúen con "responsabilidad y sensibilidad".

A los trabajadores pidió, entre otras cosas, "no llevar a sus hijos a los centros de trabajo" y dijo que es "preferible que el padre o madre de familia no asista a trabajar", pero "sin excesos ni abusos".

Sobre ese tema, a los patrones les pide "ser sensibles, flexibles y tolerantes durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria por lo que hace a faltas y retardos por parte de los trabajadores que tienen hijos estudiantes".