Mayor dice que celebrar el debate la semana próxima es un jueguito partidista

  • Madrid, 5 may (EFE).- El número uno de la lista del PP en las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, ha afirmado hoy que ubicar el debate sobre el estado de la Nación la próxima semana, en plena precampaña electoral, es una maniobra "a la desesperada" y "un jueguito partidista".

Madrid, 5 may (EFE).- El número uno de la lista del PP en las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, ha afirmado hoy que ubicar el debate sobre el estado de la Nación la próxima semana, en plena precampaña electoral, es una maniobra "a la desesperada" y "un jueguito partidista".

Un "jueguito" que el PP "no se cree", ha dicho Mayor en el desayuno informativo que ha ofrecido hoy, esencialmente dedicado a la crisis económica y a las elecciones europeas del 7 de junio, pues éstas habrán de fijar el punto de arranque del cambio político en España, "el país más enfermo de la UE".

En su opinión, fijar el citado debate la semana que viene confirma que "algunos", en un contexto como el actual, marcado por la crisis económica, "juegan a la desesperada" porque, en alusión a Zapatero, "necesitan modificar lo que dicen las encuestas".

Pero, tal y como ha subrayado, se trata de "una estrategia fallida".

También ha criticado Mayor que el Gobierno haya especulado con la fecha de celebración.

Mayor Oreja, por tanto, se ha mostrado "plenamente confiado" en el planteamiento que durante la sesión en el Congreso de los Diputados hará el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien sabrá "elevar la mirada a lo que pasa en las familias españolas".

Este es el único aspecto de la coyuntura actual al que hay que dedicar todos los esfuerzos y las prioridades, pues, según ha señalado Mayor, es la base sobre la que los partidos, especialmente el PP, deben "adquirir la envergadura política suficiente para asumir una crisis más complicada que la que tuvo que afrontar" el Ejecutivo de José María Aznar en 1996.

Precisamente ha sido Aznar el encargado de presentar la intervención de Mayor en el desayuno de "Nueva Economía Fórum".

El cabeza de lista del PP ha abogado por acabar con aquellos "falsos debates" que ponen en tela de juicio hasta qué punto los comicios europeos han de abordar la política nacional, "como si fueran dos realidades distintas".

A su entender, es una maniobra para "distraer la atención" por cuanto "España es parte de Europa" y a los españoles interesa "ser fuertes" en la Unión con el fin de "defender mejor los intereses".

Y ha asegurado en este sentido: "Hay que hablar de España en las elecciones europeas porque España es el país más enfermo de la UE, el que padece con más virulencia la crisis" y en el que la situación ha cobrado "tal magnitud" que un millón de familias "no tiene a ninguno de sus miembros con trabajo".

Además, según ha explicado, las del 7 de junio serán "las primeras elecciones nacionales" en las que los ciudadanos se manifestarán sobre la crisis económica, toda vez que tendrán delante dos caminos y habrán de elegir uno.

O "apoyar a quienes se han instalado en un escenario de resignación" o "apoyar a quienes con sus limitaciones pretenden sin duda otra actitud", que consiste en "hacer más, mejor y antes las cosas" y encuadrar medidas económicas en un único plan.

Mayor ha defendido la gestión del Gobierno de 1996, al que perteneció como ministro de Interior, pues ha sido "el más social de la historia de la democracia", a diferencia del de Zapatero, que "dice con desparpajo" que es el más social y "sin embargo tiene en la realidad más de cuatro millones de parados".

Asimismo, ha apelado, en el propósito de que España sea más fuerte en la UE, a la necesidad de tener "una visión nacional" lejos de divisiones partidistas.

Sobre inmigración, Mayor ha afirmado que en las circunstancias actuales "España no puede tener indefinidamente abiertas las puertas a todas las personas que quieran venir".