Mediavilla vería "saludable" un Pacto por la Justicia en Cantabria que el PP cree que se "elude" en la comunidad

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS) El diputado del Grupo Parlamentario Popular Luis Carlos Albalá, lamentó hoy que en Cantabria se "eluda" y "escamotee" el Pacto por la Justicia que se reclama a nivel nacional, en una "traslación" de este acuerdo que para el consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno regional, Vicente Mediavilla, sería "sumamente saludable". Ambos realizaron estas reflexiones durante su debate en la Comisión de Presidencia y Justicia del Parlamento de Cantabria, en la que compareció a petición propia el titular de estas competencias para informar sobre las medidas para la modernización de este área. "No se puede reclamar a nivel nacional un pacto que se elude en Cantabria. Se exige un pacto nacional y se escamotea" en la comunidad, aseveró Albalá. Mediavilla, por su parte, afirmó que sería "sumamente saludable un pacto por la justicia nacional que tuviera traslación en Cantabria". Albalá recordó que el Plan Marco para la Modernización de la Justicia que existe en la comunidad autónoma "nunca pisó este Parlamento" y se aprobó sin contar con la participación de la oposición. La regionalista Alodia Blanco sostuvo que el PP no mostró "ningún entusiasmo" por estas medidas y que no realizó aportaciones al respecto. Mediavilla consideró que si el PP se ha sentido "excluido" del origen de este plan, no quiere que suceda lo mismo con su ejecución, por lo que le emplazó, tanto a él como a los representantes de los grupos Socialista y Regionalista, a "mirar al futuro" y trasladar aportaciones para su desarrollo. La parlamentaria socialista Ruth Carrasco defendió las medidas del Gobierno para la modernización de la Administración de Justicia, y pidió al Partido Popular que sea "sensato" y no "rompa" el pacto nacional que existe al respecto. Además, Carrasco afeó las declaraciones del presidente del Partido Popular cántabro, Ignacio Diego, que aseguraba en una entrevista que había perdido la confianza en la Justicia. "Está bien claro porque estamos rompiendo el Pacto", aseveró Albalá, que se refirió a la cacería entre el ministro Mariano Bermejo y el juez Baltasar Garzón para añadir que él tampoco tiene confianza en la Justicia. Para el consejero de Justicia, "no tener confianza en la justicia es no tener confianza en el Estado de Derecho. Además, afirmó que "poco aportan" los dirigentes políticos a la mejora de la imagen de la Justicia con las declaraciones en las que muestran su desconfianza. Por tanto, el consejero instó a los representantes públicos a "rehuir ciertas consideraciones". "Ningún dirigente público debiera decir que tiene falta de confianza en la justicia", aseveró Mediavilla, que precisó que se puede discrepar con esta Administración, pero no mostrar el más "mínimo atisbo" de desconfianza. Albalá cuestionó la negociación de las transferencias de las competencias en medios materiales de Justicia, e incidió en que en su primer año fueron deficitarias, además de que hubo una huelga de personal de la justicia. Desde el PRC, la diputada Alodia Blanco elogió la forma en que se logró este traspaso y en el incremento económico logrado, mientras que Mediavilla recordó que la huelga de la justicia el año pasado no tuvo relación alguna con los contenidos de las transferencias.