Montilla advierte de que no negociará la financiación "indefinidamente"

  • Barcelona, 18 mar (EFE).- El presidente catalán, José Montilla, ha advertido hoy al Gobierno de que no alargará "indefinidamente" la negociación de la financiación y de que está dispuesto a asumir la posibilidad de "cerrar este capítulo" sin un acuerdo, y ha avalado un "frente común" anticrisis entre las fuerzas políticas catalanas.

Montilla advierte de que no negociará la financiación "indefinidamente"

Montilla advierte de que no negociará la financiación "indefinidamente"

Barcelona, 18 mar (EFE).- El presidente catalán, José Montilla, ha advertido hoy al Gobierno de que no alargará "indefinidamente" la negociación de la financiación y de que está dispuesto a asumir la posibilidad de "cerrar este capítulo" sin un acuerdo, y ha avalado un "frente común" anticrisis entre las fuerzas políticas catalanas.

La nueva financiación catalana y la crisis económica han centrado el debate en la sesión de control del Parlament, en la que Montilla ha planteado por primera vez la posibilidad de que a la Generalitat se le acabe la paciencia y pueda levantarse de la mesa de negociación.

Montilla ha hecho estas afirmaciones tras reunirse esta mañana con el conseller de Economía, Antoni Castells, partidario de no eternizar la resolución de la nueva financiación, sobre todo después de ver cómo Andalucía ha cerrado su deuda histórica en el plazo dispuesto en el Estatuto de Autonomía de este comunidad, mientras que en el caso catalán la fecha límite expiró hace más de siete meses, aunque sí se ha cumplido el pacto sobre inversiones.

Preguntado por el portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol, que ha relevado a Artur Mas en la sesión de control, Montilla ha afirmado: "Estamos trabajando para obtener la mejor financiación posible y con la mejor cifra posible (...) en el plazo más breve posible y sobre la base también de que no estaremos negociando indefinidamente".

"Tendremos que cerrar este capítulo, espero que satisfactoriamente, en algún momento, y si no hay acuerdo ni en la cuantía ni en el modelo, igualmente lo tendremos que cerrar", ha añadido.

Montilla ha dicho estar a favor de que se cumplan las leyes y, por este motivo, ha dicho, "me quejo cuando no se cumple", aunque también celebra cuando sí, como es el caso andaluz o la propia disposición adicional tercera del Estatuto catalán, que marca las inversiones del Estado en Cataluña.

Por su parte, el convergente Oriol Pujol ha vuelto a exponer sus tesis de que el tripartito catalán tiene como estrategia "alargarse la vida" por "la vía de no arreglar el tema de la financiación", lo que "no es tolerable".

Con anterioridad, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, que esta mañana también se ha reunido con Montilla, ha pedido al presidente catalán que lidere un "acuerdo catalán para hacer frente a la crisis" después de detectar que no sólo ERC está a favor de esta estrategia, sino también CiU y PSC.

Puigcercós, que ve más débil al Gobierno central que al catalán por su falta de mayoría parlamentaria, ha abogado por alcanzar un buen acuerdo de financiación y superar las crisis económica, dejando atrás la posibilidad de un adelanto electoral en España.

"Tanto hablar de elecciones anticipadas y al final serán en Madrid, y esto no es una buena solución", ha señalado con una cierta ironía.

Montilla ha avalado la idea de que es necesario en Cataluña "un gran acuerdo para hacer frente a la crisis", en una especie de "frente común" unitario, "en la línea de la tradición de acuerdos transversales" firmados en Cataluña, como los pactos nacionales en inmigración o investigación, o el acuerdo estratégico junto a patronales y sindicatos.

Precisamente, Montilla tiene pendiente citar al líder de CiU, Artur Mas, para tratar sobre la crisis económica, una reunión que el dirigente convergente y el presidente catalán quieren dotar de contenido y rechazan que se convierta en una fotografía más.