NC afirma que la aprobación de Ley de Medidas Urgentes sin unanimidad "evidencia que Rivero no apuesta por consenso"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 19 (EUROPA PRESS)

Nueva Canarias (NC) afirmó hoy que la próxima aprobación de la Ley de Medidas Urgentes de Ordenación del Territorio y del Turismo con los únicos votos favorables de los grupos que sustentan al Gobierno autonómico, CC y PP, "evidencia que las llamadas del presidente canario, Paulino Rivero, para establecer consensos en torno a los asuntos prioritarios que afectan a las islas, son palabras vacías de contenido".

El rechazo a la práctica totalidad de las enmiendas presentadas por la oposición en el Parlamento de Canarias a la mencionada ley es, según señala la formación nacionalista en un comunicado, "una prueba de que el Ejecutivo regional y su presidente proclaman la unidad para la galería mientras sus acciones se encaminan hacia todo lo contrario".

Así, sostienen que "son numerosos los ejemplos que en los dos años de gestión del Ejecutivo CC y PP muestran que el 'modus operandi' se basa en aplicar el rodillo de su mayoría parlamentaria a toda posición que sea contraria a sus tesis, como la suspensión de las transferencias de los recursos del Régimen Económico y Fiscal (REF) a cabildos y ayuntamientos de forma unilateral, la puesta en marcha de la policía autonómica o la eliminación de los planes sectoriales".

NC señala que esta Ley de Medidas Urgentes "ha logrado poner de acuerdo, pero en su contra", a diversas instituciones insulares y locales, así como a las patronales turísticas y colegios profesionales y hasta el propio Director de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible del Ejecutivo, que presentaron alegaciones "muy fundamentadas" al borrador, aunque finalmente "ninguna" de las apreciaciones que se hicieron fueron incluidas por el Gobierno en el texto que se remitió al Parlamento de Canarias.

La formación nacionalista entiende que la Ley de Medidas Urgentes, por la trascendencia que tiene para el futuro de Canarias y la conservación de su territorio, es "el máximo exponente de la forma autoritaria en la que gobiernan CC y PP a los que importa bien poco romper la tradición, que se ha mantenido durante los 30 años de autogobierno de aprobar por unanimidad las leyes que afecten al territorio".

De manera que NC considera que la votación que se producirá en breve en el Parlamento de Canarias será "la puesta en escena de un Gobierno que gusta de celebrar cumbres y reuniones en las que no escucha y menos aún dialoga, lo que ha motivado las críticas de todos los sectores sociales y el merecido aislamiento de un Ejecutivo abrazado al poder y que da la espalda a la ciudadanía".