Pizarro ve "lógico" retrasar la aprobación de la Ley de Régimen Local en favor de alcanzar un "mayor consenso"

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, ve "lógico" que se produzca un retraso en la puesta en marcha de la Ley de Régimen Local de Andalucía en favor de alcanzar un "mayor consenso" entre todas las fuerzas políticas, objetivo con el que se ha puesto en marcha un grupo de trabajo en el seno del Parlamento andaluz.

En declaraciones a Canal Sur Televisión recogidas por Europa Press, Pizarro aseguró que el Gobierno andaluz está "en condiciones de presentar el Proyecto de Ley de Régimen Local en el Parlamento, ya que hay un borrador elaborado, fruto del trabajo que ha realizado la consejera Clara Aguilera en este año".

Sin embargo, según Pizarro se va a producir un retraso porque en el Parlamento andaluz, a iniciativa de los grupos parlamentarios, encabezados por IU y el PP, se ha acordado crear un grupo de trabajo, precisamente reivindicando la necesidad de un mayor consenso, de un diálogo, de una negociación, entre las fuerzas políticas con representación parlamentaria para participar en una ley de tanta trascendencia como es la Ley de Régimen Local de Andalucía".

En este contexto, el consejero de Gobernación dijo que es "lógico" que se produzca este retraso, ya que "hay que respetar el trabajo que tienen ahora por delante este grupo de trabajo". "El grupo de trabajo que se ha constituido en el Parlamento, tiene tiempo, tiene hasta final de diciembre para elaborar su dictamen de conclusiones sobre la Ley de Régimen Local", indicó Pizarro, que dijo que es "necesario tener aprobada esa ley antes de las municipales".

"La inmensa mayoría de los alcaldes de los 770 municipios están esperando una ley de estas características. Sería la primera ley a nivel autonómico. Andalucía volvería a ser vanguardia en una iniciativa de tanto calado", razonó el consejero de Gobernación, que aprovechó para resaltar la labor que han realizado los alcaldes y el papel "tan importante" que han jugado los ayuntamientos "desde las elecciones municipales de 1979".

El consejero de Gobernación advirtió de que esta Ley tiene un interés "fundamental para el funcionamiento de la vida local y tiene un interés porque vamos a definir el nivel de competencia de los ayuntamientos y aquella competencia que la Junta le va a delegar con los recursos suficientes para poder desarrollar una política municipal con eficacia y de una manera eficiente".

Atendiendo a la importancia de esta Ley, Pizarro dijo que "necesita forzosamente de un diálogo muy claro y muy sincero con todos los municipios de Andalucía, sean del color político que sean". En este contexto, no dudó en tender la mano a los alcaldes del PP, de IULV-CA, del PA y a los independientes para que "a través de la FAMP, que es la institución que representa a los alcaldes de Andalucía podamos ser capaces de llegar a ese acuerdo necesario para sacar esa ley tan importante como ésta".

"Se trata de una ley que afecta a todo el funcionamiento de los ayuntamientos de Andalucía, por lo que no tiene que plantearse en términos de confrontación entre los ayuntamientos y la Junta, sino todo lo contrario, es decir, en términos de entendimiento", concretó Pizarro.