PSOE canario critica al Gobierno regional por "la censura y el veto que impone la Televisión Canaria a los socialistas"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

El PSC-PSOE, a través de su diputada Gloria Gutiérrez, ha anunciado hoy que no participará "en ninguna pantomima de pluralidad de la Televisión Canaria mientras su director general, Guillermo García, siguiendo las órdenes de Paulino Rivero, no respete la voluntad que los canarios reflejaron en las urnas y mantenga el veto y la censura a los socialistas", según informó el partido en nota de prensa.

Asimismo, Gutiérrez denunció que "García se niega a ofrecer al líder de la oposición, Juan Fernando López Aguilar, las mismas condiciones que en el programa 'El Envite' se le dieron a Paulino Rivero el pasado 26 de marzo, donde fue entrevistado durante casi una hora. El argumento que utilizó es que se hizo "una excepción porque era el presidente del Gobierno, que sólo hay uno".

La diputada recordó a García que "siguiendo fielmente lo que le manda Rivero, durante el año 2008 y en lo que va de 2009 no ha habido una sola entrevista a ninguno de los diputados del Grupo Parlamentario Socialista en el 'Buenos Días Canarias', por ejemplo, ni siquiera cuando cambió la Portavocía del grupo el pasado mes de marzo. Ni con criterios de actualidad informativa se han dignado a entrevistar a un solo diputado. Pero esto no es nada nuevo, lleva ejerciendo la censura con el PSC-PSOE desde el comienzo de la legislatura en un intento claro de que los canarios no escuchen al líder de la oposición porque el Gobierno le teme".

Pero además insistió en que "aunque quizás García no se lo ha leído, debe saber que la sección tercera Artículo 31 sobre pluralismo democrático y acceso a los medios de comunicación de la Ley de Creación de la Radiodifusión y Televisión de la Comunidad Autónoma de Canarias dice que la disposición de espacios en los servicios públicos de radiodifusión y televisión de la Comunidad Autónoma se concretará de modo que accedan a estos medios de comunicación los grupos sociales y políticos más significativos, constituidos legalmente".

Además, y según la ley, "el Consejo de Administración y el Director General, en el marco de sus respectivas competencias, tendrán en cuenta criterios objetivos como la representación parlamentaria, la de Cabildos y la de Ayuntamientos, la implantación sindical y patronal, y otros del mismo carácter".

Para Gutiérrez, "con arreglo a la representación parlamentaria debe saber que el PSC-PSOE es la primera fuerza de Canarias, que obtuvo 26 diputados en la cámara regional. Le recuerdo además que es director de una televisión pública y que Canarias no es un régimen presidencial donde el presidente elige las preguntas que le hacen y decide el tiempo que quiere ser entrevistado, algo característico de un régimen bananero tercermundista".

En este sentido, Gutiérrez comparó lo ocurrido durante toda esta legislatura en la Televisión Canaria con "el ejemplo de lo que ocurre con TVE. Nunca acude a TVE el presidente Zapatero sin que después, en el mismo formato, como puede ser el programa 'Tengo una pregunta para usted' vaya el líder de la oposición, Mariano Rajoy. Esto ya ha ocurrido en dos ocasiones mientras que en la Televisión Canaria nunca ha sido entrevistado López Aguilar en el mismo formato que Paulino Rivero, quien ha acudido ya varias veces para que le hagan una entrevista a su medida".

Por todo ello, Gutiérrez anunció que pedirá explicaciones a García en la Comisión de control de la Radio Televisión Canaria y a través de sus representantes en el Consejo de Administración, "ya que el veto descarado de la Televisión Canaria a Juan Fernando López Aguilar y al PSC-PSOE es en realidad despreciar el peso electoral de los 26 diputados del PSC-PSOE, es decir, a los más de 320.000 canarios que depositaron en él su confianza y a los que este personaje está faltando al respeto continuamente, ya que no es la primera vez que se niegan a gestionar una entrevista con el líder de los socialistas canarios".

Finalmente, el PSC-PSOE recordó al director y al presidente canario que "están en una televisión pública, y no en su finca particular, aunque así lo demuestren cada día" y señaló que "se embolsan un gran sueldo con el dinero público, del bolsillo de todos los canarios en una televisión que cuesta 65 millones de euros, y al poner obstáculos a la entrevista del líder socialista y candidato del PSOE a las elecciones europeas confirman que esta televisión, a pesar de ser pública está al servicio privado de ATI y PP para convertirse en una televisión que avergüenza a la mayoría de la plantilla, que se ve obligada a seguir las instrucciones de censura que dan sus responsables de informativos".