PSOE y PP defienden la elaboración de estudios sobre demandas de agua en Valdecañas a 50 años vista

MÉRIDA, 17 (EUROPA PRESS)

El Grupo Socialista y el Grupo Popular en la Asamblea de Extremadura aprobaron hoy en la cámara regional una Propuesta de Impulso a través de la cual defienden la elaboración de estudios sobre las demandas actuales y futuras de agua en la región en un horizonte de 50 años, y especialmente en el entorno de Valdecañas.

La propuesta fue aprobada después de que el PP formulase una transaccional sobre una enmienda de sustitución planteada por el PSOE sobre una Propuesta de Impulso formulada por los 'populares' a través de la que se reclamaba la articulación de estudios sobre las necesidades hídricas de Extremadura, presentes y futuras, del entorno de Valdecañas, ante un "hipotético" trasvase desde dicho embalse al Levante español.

En la iniciativa aprobada finalmente, que recoge en su integridad la enmienda de modificación socialista más una justificación, ambas formaciones consideran que "ha llegado el momento de analizar el recurso (del agua) no sólo en el presente sino para el futuro, base de cualquier planificación estratégica seria y con vocación de desarrollo, especialmente en el entorno de Valdecañas".

Así, socialistas y 'populares' instan a la Junta a llevar a cabo, en el marco temporal del Plan de Cuenca del Tajo y con la participación del Consejo Asesor del Agua de Extremadura, las acciones derivadas del Plan Hidrológico Nacional, que establece que "toda transferencia (de agua) se basará en los principios de garantía de las demandas actuales y futuras de todos los usos y aprovechamientos de la cuenca cedente, incluidas las restricciones medioambientales, sin que pueda verse limitado el desarrollo de dicha cuenca amparándose en la previsión de transferencias".

De igual modo, los partidos con representación parlamentaria reclaman que la Junta lleve a cabo acciones encaminadas a hacer efectivos los principios de garantía de "solidaridad, sostenibilidad, realidad económica y vertebración del territorio", recogidos en el citado Plan Hidrológico Nacional.

Las acciones, según defendieron PSOE y PP, deberán determinar, al menos, las demandas actuales de agua y las demandas futuras considerando un horizonte de 50 años, teniendo en cuenta además las necesidades de regadíos, industria agroalimentaria, energéticas, industria básica, turismo y usos recreativos en un contexto sostenible.

Asimismo, reclaman la determinación de los caudales ambientales y que se tengan en cuenta los compromisos con Portugal, al tratarse de una cuenca internacional, en el contexto del Convenio de Albufeira; así como exigen el cumplimiento de la ejecución de infraestructuras incluidas en el Plan Hidrológico Nacional en Extremadura y un Plan de viabilidad de los regadíos en la zona de Valdecañas.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)