Ridao le dice a Zapatero que no espere ni favores ni concesiones porque ha consumido su paciencia

  • Madrid, 12 may (EFE).- El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, ha asegurado hoy al presidente de Gobierno que el "globo Zapatero se ha pinchado" porque el optimismo que "vendía" ya no convence en Cataluña, y le ha advertido de que "no espere ni favores ni concesiones" dado que "ha consumido usted nuestra paciencia".

Ridao le dice a Zapatero que no espere ni favores ni concesiones porque ha consumido su paciencia

Ridao le dice a Zapatero que no espere ni favores ni concesiones porque ha consumido su paciencia

Madrid, 12 may (EFE).- El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, ha asegurado hoy al presidente de Gobierno que el "globo Zapatero se ha pinchado" porque el optimismo que "vendía" ya no convence en Cataluña, y le ha advertido de que "no espere ni favores ni concesiones" dado que "ha consumido usted nuestra paciencia".

Así lo ha manifestado Ridao durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación, un debate que llega en un momento de "encrucijada muy difícil" de España, con "una crisis que aún no ha tocado fondo" y sin un modelo de Estado por parte de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Sinceramente, no sabemos si vamos para atrás o para adelante, usted ha conseguido al cabo de los años que todo el mundo esté incómodo: es un redomado prestidigitador que se pasa el día tirando las bolitas al aire y evita que se le caigan al suelo", ha dicho el portavoz independentista.

No ha olvidado la crisis económica, y aunque no ha querido "profetizar" mayores desastres -"a diferencia de otros, nosotros no deseamos un escenario ruinoso: nos mueve un sano interés, no la alternancia de poder"-, Ridao ha expresado su preocupación por el hecho de que a Zapatero "no haya nada que le hiele la sonrisa".

"Preocupa que más allá de predicar optimismo, no tenga usted relato para invertir los valores de una sociedad acostumbrada a vivir por encima de sus posibilidades", ha dicho, antes de acusar a Zapatero de no planificar "más allá de un trimestre", y de advertirle de que no bastan "recetas de alquimista, de socialismo mágico".

Es tal la gravedad de la crisis, ha dicho Ridao, que "supera la capacidad de decisión de cualquier Gobierno" y "requiere un pacto de Estado" sobre el empleo, la protección social y la economía productiva. "No sea conservador, sea progresista, adopte reformas", le ha pedido, pero con voluntad de diálogo para aceptar soluciones ajenas.

"Coja usted el toro por los cuernos, lidere, aunque sean cuestiones rocosas, con aristas e impopulares, haga reformas en profundidad", le ha insistido.

Joan Ridao ha vinculado la economía al "encaje Cataluña-España", que "hoy por hoy es un pésimo negocio", y ha puesto como ejemplo los "injustos" flujos fiscales, que para los catalanes suponen "un auténtico expolio", o las infraestructuras.

Ha criticado, a este respecto, que no se dé mayor importancia al eje mediterráneo con la construcción, por ejemplo, de la alta velocidad entre Barcelona y Valencia, o que el modelo de gestión de los puertos y los aeropuertos siga centralizado.

Y sobre todo, Ridao ha denunciado la falta de acuerdo sobre la financiación autonómica, ante lo que los catalanes han tenido "una paciencia bíblica", porque "con todo el dinero que ha gastado de forma suntuaria" el Gobierno, con medidas como el cheque-bebé o la deducción de 400 euros del IRPF, "podría tener dinero para la reforma de la financiación".

De acuerdo con el diputado de ERC, "no es bueno que se junten el hambre con las ganas de comer, y la prisa no es sinónimo de rebajas", por lo que ha advertido al presidente del Gobierno que su grupo no aceptará "nada por debajo del Estatut", porque "la crisis no puede ser una coartada".

Ridao ha comentado que los "cientos de miles de catalanes que apostaban por el optimismo que vendía" Zapatero ahora "se sienten estafados, irritados". "Ha consumido usted nuestra paciencia, se ha quedado sin crédito; no espere ni favores ni concesiones", ha insistido.

"Usted se juega su futuro y nosotros el bienestar de una generación; no debería extrañarle, pues, que ante tanto retraso y civismo la sensación de desánimo domine en Cataluña", ha aseverado.

También ha criticado que la "España plural" que "patrocinaba" Zapatero se haya convertido "en un eslogan, no un proyecto".

Zapatero, ha dicho, "no tiene modelo" de Estado, sino que es "un equilibrista nato: ahora me abrazo al PNV, ahora no; ahora le estrecho la mano a ERC, a CiU... ahora se la muerdo... y ahora no se saluda con nadie; haciendo así las cosas no es de extrañar que esté solo".