Rivero cree que ha llegado la hora de reformar la Constitución

  • Madrid, 20 abr (EFE).- El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, se ha mostrado convencido hoy de que ha llegado el momento "de hablar sin miedo, con tranquilidad, sin sobresaltos", de reformar la Constitución para adaptarla a la realidad de la España del siglo XXI.

Rivero cree que ha llegado la hora de reformar la Constitución

Rivero cree que ha llegado la hora de reformar la Constitución

Madrid, 20 abr (EFE).- El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, se ha mostrado convencido hoy de que ha llegado el momento "de hablar sin miedo, con tranquilidad, sin sobresaltos", de reformar la Constitución para adaptarla a la realidad de la España del siglo XXI.

Rivero ha pronunciado una conferencia en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales dentro del ciclo 30 años de Constitución. La Constitución vista por las Comunidades Autónomas.

Para el presidente canario, que ha alabado los valores de consenso y de democracia que aporta este texto desde 1978, con la misma lealtad y espíritu constructivo con que se negoció, no se debe descartar "sin más" la posibilidad de revisarla para que los ciudadanos de todos los territorios se sientan tan identificados con ella como lo estuvieron en los años constituyentes.

Treinta años después de su promulgación, Rivero ve necesario revitalizar la Carta Magna para avanzar en la pluralidad que consolide los principios de igualdad, equidad y solidaridad interterritorial.

En su opinión, es necesario un proceso que desemboque en un modelo de Estado avanzado, más acorde con las exigencias y singularidades de los territorios y capaz de garantizar una mejor relación entre el Estado y los diversos pueblos y nacionalidades de España.

Precisa que es partidario de modificar la Constitución "desde la Constitución" y sin imposiciones, porque no se puede permitir que "algunos pretendan seguir imponiendo la fuerza para lograr sus fines".

Recuerda que el pueblo canario ha madurado y profundizado en su autogobierno "respetando siempre las reglas del juego", sin que "jamás" hayan "reivindicado privilegios", sino que las leyes atiendan a sus desigualdades para alcanzar la igualdad "respecto a quienes viven y trabajan en el territorio continental".

A su juicio, se debe reformar el Senado para garantizar la solidaridad y el equilibrio interterritoriales y que sea esta Cámara la que apruebe la nueva financiación autonómica.

Ha anunciado que moverán "cielo y tierra para que a los canarios se nos reconozca lo que nos corresponde", en relación a la deuda histórica.

Rivero ha recordado la demanda de Canarias para que se compense el déficit de recursos que el Estado destina al Archipiélago, cifrado en 1.200 millones de euros, entre los 300 millones que el Archipiélago entrega cada año al Estado en concepto del extinto ITE, 400 millones de déficit de inversión media estatal y 500 millones de déficit del sistema de financiación.

En cuanto al nuevo Estatuto de Autonomía, Rivero opina que debe contener "propuestas y respuestas adecuadas a nuevas preguntas y nuevas realidades", y ha defendido que el nuevo modelo de financiación autonómica incorpore el concepto de ultraperificidad.

El documento debe contener "propuestas y respuestas adecuadas a nuevas preguntas y nuevas realidades", como el reconocimiento del carácter ultraperiférico, "una singularidad exclusiva de Canarias que justifica por sí misma una posición asimétrica", o el principio de modulación, "por el cual el Estado tiene el deber, en el ámbito de sus competencias, de adaptar sus políticas a esa condición insular y lejana".

Ha aludido a la necesidad del reconocimiento de las aguas archipielágicas, la asunción de nuevas competencias -como puertos, aeropuertos o transporte aéreo interinsular- o la actualización del REF para garantizar que el Estado no pueda modificar unilateralmente, sin consensuarlo previamente, un marco económico y fiscal que es esencial para Canarias.

Además, ha señalado que en la Cámara Alta, "como mecanismo unilateral" y en la medida en que la Constitución "pone como única modulación del principio de solidaridad la atención del hecho insular", podría articular algún procedimiento de rectificación ante algunas normas.

El presidente canario se ha declarado partidario de articular herramientas "que ayuden a generar confianza entre los territorios, al permitir foros comunes en los que las partes entre sí y con el todo avancen en ese proyecto común que es España".