Rivero: El Gobierno central "estrangula, asfixia y maltrata" a Canarias

  • El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado hoy que el Gobierno Central "estrangula, asfixia y maltrata" a las islas y ha anunciado la formación de un grupo de trabajo con otras comunidades, como Valencia o Andalucía, para exigirle al Estado la mejora de la financiación autonómica.

Santa Cruz de Tenerife, 1 ago.- El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado hoy que el Gobierno Central "estrangula, asfixia y maltrata" a las islas y ha anunciado la formación de un grupo de trabajo con otras comunidades, como Valencia o Andalucía, para exigirle al Estado la mejora de la financiación autonómica.

Rivero ha explicado, en declaraciones a los periodistas, los motivos del rechazo expresado ayer por el Gobierno canario en el Consejo de Política Fiscal y Financiera a los objetivos de déficit y de endeudamiento que le requiere el Estado para el período de 2013-2015 y que obligarían a Canarias, según las cuentas de su Ejecutivo, a un recorte de 120 millones de euros en sus cuentas.

El presidente canario afirmó que Canarias ha hecho un gran esfuerzo y muchos sacrificios para cumplir los objetivos de déficit, lo que la han convertido, agregó, en la comunidad autónoma más saneada a pesar de ser la peor financiada del Estado, y consideró que ahora el Gobierno central pretende que pague "el desgobierno", que, en su opinión, hay en las autonomías gobernadas por el PP.

Rivero señaló que ayer se reunió en Madrid "discretamente" con los presidentes de Valencia y Murcia, comunidades que, dijo, junto con Canarias, son de las peores financiadas.

Este fin de semana lo hará con el presidente de Andalucía y adelantó que el objetivo es hacer un grupo de trabajo para exigirle al Estado "los mismos derechos" de financiación que el resto de las comunidades autónomas.

"Tenemos los mismos derechos a tener la misma atención en sanidad, en educación o en servicios sociales que tienen el resto de los ciudadanos que viven en otras partes del Estado español", dijo el presidente canario, que advirtió que el Gobierno canario hará todo lo que esté en sus manos y más "para que haya justicia".

Rivero advirtió que los nuevos requerimientos del Ministerio de Hacienda tendrán una influencia directa en la calidad de la prestación de servicios como la educación, la sanidad o las políticas sociales.

Explicó que en diciembre de 2011, Canarias ya había ajustado sus cuentas 2.280 millones de euros de un presupuesto total de 7.500 y apuntó que en lo que va de este año se han tenido que ajustar otros 800 millones debido al déficit de financiación estatal.

Rivero reivindicó que se trate "con justicia" a los canarios que deben recibir la misma cantidad que perciben otros ciudadanos españoles por los servicios esenciales, cifró en 380 euros la cantidad que recibe de menos cada canario con respecto a otros ciudadanos españoles y aseguró que actualmente en España hay "ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda categoría".

Entre estos últimos situó a los canarios, pero también a los residentes en Asturias, Valencia, Murcia, Andalucía o Castilla-La Mancha, comunidades cuya financiación estatal está por debajo de la media.

El presidente canario pidió la ayuda de una mayoría social "que reivindique justicia para Canarias" y que se oponga a retroceder "en 30 años en las políticas de bienestar social".

Señaló que si el Estado "cumpliese" con Canarias, no habría ningún en las limitaciones de gasto y subrayó que no se puede tratar igual a una comunidad despilfarradora que a otra que ha cumplido su tarea.

Dijo que hasta ahora por parte del Gobierno central ha habido "unilateralidad, imposición, autoritarismo y falta de diálogo", y subrayó que el Estado no se puede gobernar con un látigo "domesticando a los suyos y metiéndonos a todos en un problema que van a pagar los ciudadanos".