Rojo aboga por un pacto incluyente para devolver la libertad al País Vasco

  • Madrid, 19 may (EFE).- El presidente del Senado, Javier Rojo, ha dicho hoy que la prioridad ética debe ser erradicar el terrorismo para recuperar la libertad en el País Vasco y ha abogado por un "gran acuerdo de carácter incluyente que garantice a todos la oportunidad de hacer política en el marco del Estado de Derecho".

Rojo aboga por un pacto incluyente para devolver la libertad al País Vasco

Rojo aboga por un pacto incluyente para devolver la libertad al País Vasco

Madrid, 19 may (EFE).- El presidente del Senado, Javier Rojo, ha dicho hoy que la prioridad ética debe ser erradicar el terrorismo para recuperar la libertad en el País Vasco y ha abogado por un "gran acuerdo de carácter incluyente que garantice a todos la oportunidad de hacer política en el marco del Estado de Derecho".

En la presentación del libro "La autonomía vasca en la España contemporánea (1808-2008)", de la editorial Marcial Pons y escrito por diez catedráticos de la Universidad del País Vasco, el dirigente socialista alavés ha recordado que desde que apareciera ETA en el País Vasco "ha sido imposible abordar con sosiego nuestro destino" porque "sus acciones criminales lo han impedido".

"¡Claro que hay miedo en Euskadi! ¿Quién, con honradez, puede dudarlo?", se ha preguntado el presidente del Senado, quien ha recalcado a continuación que, sin embargo, los vascos han aprendido a "convivir en un medio hostil, en una sociedad primaria en la que la diferencia de opinión puede limitar tu libertad".

Rojo ha recalcado que la "prioridad ética y democrática" en el País Vasco debe ser "erradicar el terrorismo y recuperar las libertades" y que, para lograrlo, "hay que acabar con la matriz del terrorismo" y poner fin "a la multiplicación de las excusas".

"Hace falta un marco de acuerdo básico por la libertad y el respeto a la diferencia", ha continuado el presidente del Senado, quien lo ha definido como "una apuesta colectiva de futuro".

Para ello, ha dicho Rojo, "lo primero" que debe hacerse es "reconocer que Euskadi, como todas las sociedades, es mestiza" y que esa diferencia de opiniones debe considerarse su "riqueza".

Ha explicado que en el País Vasco "las bases del contrato social" han estado rotas "demasiado tiempo" porque las instituciones "han tenido dificultades para garantizar la seguridad, la libertad, la vida o la propiedad".

Ha argumentado que "las ambiciones de la gran mayoría de la sociedad se han venido sacrificando en el altar del etnicismo identitario", y ha insistido en que la "regeneración ética" que necesita el País Vasco "no surgirá por generación espontánea" sino de la recuperación del diálogo y del "reconocimiento del otro" desde el "respeto a las reglas de juego" y la "lealtad".

En ese sentido, Rojo ha dicho que no se deben "ignorar ni menospreciar nunca las peticiones de mayor autogobierno por principio", sino que hay que "atenderlas y admitirlas siempre que sean compatibles" con el Estado de Derecho.

"Porque al integrar pacífica y democráticamente las diferencias aumenta la distancia entre la realidad y la utopía. Y, de esta forma, se deslegitiman las pretensiones de secesión o independencia", ha concluido.