Rosa Aguilar deja la alcaldía de Córdoba por el Gobierno andaluz

MADRID (Reuters) - La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, se perfilaba el jueves como nueva consejera de Obras Públicas en el nuevo Gobierno socialista andaluz, una decisión que Izquierda Unida consideró que suponía su autoexpulsión del partido.

Aguilar, que aún no ha confirmado oficialmente que deje la alcaldía cordobesa, el único gran ayuntamiento que está en manos de IU, dijo sentirse "muy contenta" al llegar a la toma de posesión de José Antonio Griñán como nuevo presidente andaluz, en sustitución de Manuel Chaves.

"Creo que ha sido una buena incorporación y, como he dicho antes, a nadie se le ha pedido el carné a la hora de entrar en el gobierno, tiene un gran experiencia política y de gestión", destacó Chaves, nuevo vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial.

El portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, destacó el papel de Aguilar en Córdoba, pero dijo que "esta decisión rompe esa trayectoria" y la incorpora "a un gobierno de mayoría absoluta del partido socialista con el desacuerdo de Izquierda Unida".

El secretario de Comunicación de Izquierda Unida en Andalucía, Javier Moreno, aseguró que la formación aún no tiene la comunicación formal ni informal de Aguilar, y dijo que la decisión es estrictamente "personal" y que se ha tomado de espaldas a la organización.

"Esta decisión la sitúa fuera de la organización de Izquierda Unida y supone su autoexpulsión", dijo Moreno en declaraciones a Reuters.

Para las 13:30 horas estaba prevista una reunión de la ejecutiva socialista andaluza, tras la que se ofrecerá una rueda de prensa en la que probablemente se hará oficial el anuncio, según fuentes socialistas andaluzas.

De este modo, Aguilar se incorporaría al Gobierno de Griñán, que el miércoles fue investido presidente con los votos a favor de los 56 diputados socialistas y los 47 en contra del Partido Popular y seis de Izquierda Unida.