Santamaría denuncia que Salgado ejecutará la política económica que Zapatero quiere "llevar a cabo"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, denunció hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "quiere llevar la política económica" y que la nueva ministra del ramo, Elena Salgado, "la ejecute". Además, dijo que Salgado tiene "una hoja en blanco" en el terreno económico y "no es lo mejor" en momentos de crisis.

"A Salgado le hemos dado el beneficio de la duda, pero tiene una hoja económica en blanco, es una persona que tiene experiencia en la administración pero no en el terreno económico", destacó Sáenz de Santamaría, en una entrevista a RNE recogida por Europa Press. "Creo que no es lo mejor para un momento de crisis como este", agregó.

La dirigente 'popular' comentó algunas de las medidas del plan anticrisis que presentó ayer su partido en Génova y explicó que forma parte de "un plan global" contra el paro. "Llevamos un decálogo de medidas para que mantengan la actividad económica y el nivel de empleo", indicó.

"Proponemos rebajar el impuesto de sociedades, también un cambio en el impuesto de módulos y una reforma laboral completa que se tiene que hacer a través de un acuerdo parlamentario entre los grupos y los agentes sociales", resumió la portavoz 'popular' en el Congreso. Así, mencionó que es necesario bajar los impuestos, ya que estas rebajas "echan a andar el motor de la economía".

También, dijo que no debería haber "duplicaciones entre las administraciones públicas" porque hay muchas actividades que las ejecutan varias administraciones y "el dinero se pierde". "Hay que saber gastar mejor", remachó.

"ECHARÉ DE MENOS A JÁUREGUI"

Sáenz de Santamaría aseguró que echará de menos al actual secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Ramón Jáuregui, al convertirse en el número dos de la lista de las elecciones europeas, por detrás de Juan Fernando López Aguilar.

"Le conozco desde hace tiempo y juntos hemos negociado reformas de algún estatuto autonómico. Es una persona razonable con la que se puede hablar", añadió. "Aunque no estemos de acuerdo en muchas cosas, es una persona de fiar", concluyó.