Se constituye el Consorcio para la Reconversión Territorial y Paisajística de Eivissa

IBIZA, 20 de mayo (EUROPA PRESS)

Govern Balear, Consell de Eivissa y Ayuntamiento de Sant Josep constituyeron esta mañana el Consorcio para la Reconversión Territorial y Paisajística que también afecta a los municipios de Santa Eulària y Sant Joan. Se trata de un organismo previsto por la Ley de Medidas Urgentes, una normativa que aprobó el año pasado el ejecutivo autonómico y que considera como áreas protegidas las zonas de Benirràs, Punta Pedrera, Roca Llisa y Cala d'Hort. Esta protección impide que se puedan desarrollar urbanísticamente.

El conseller balear de Ordenación del Territorio, Gabriel Vicens, acudió hoy hasta Eivissa para la constitución de este consorcio que echa a andar con un presupuesto inicial de 50.000 euros. Vicens señaló que "el objetivo es poner en marcha medidas adecuadas para posibles pérdidas de aprovechamientos urbanísticos".

Asimismo añadió que "cuando sea posible se valorará trasladar los derechos urbanísticos de un lugar a otro, pero ahora nos toca trabajar". El conseller aseguró que en el caso de que esta fórmula no funcione acordarán indemnizaciones con los propietarios de los terrenos.

Por su parte, el conseller insular de Política Territorial, Miquel Ramon, apuntó que "el Consorcio está integrado de manera obligatoria por Govern y Consell y de los ayuntamientos afectados sólo se ha adherido Sant Josep de momento, pero si en un futuro los otros consistorios desean integrarse podrán hacerlo".

El alcalde de Sant Josep, Josep Marí Ribas, dijo que "hemos querido estar como ayuntamiento ya que el objetivo es proteger el territorio, nos da igual la fórmula que se emplee". Marí concluyó que "y si se nos pide si queremos estar en los órganos que tienen que gestionar las posibles consecuencias de una protección, nosotros estaremos porque no hemos querido huir de nuestra posible responsabilidad".