UGT: El Gobierno regional "exagera" al denunciar las protestas en la Asamblea

  • Madrid, 8 may (EFE).- El sindicato UGT de Madrid ha acusado al Gobierno regional de cometer "un zafio ejercicio de exageración" al llevar a los tribunales los disturbios ocurridos ayer en la Asamblea donde se manifestaron "legalmente" trabajadores de empresas de la región afectadas por expedientes de regulación de empleo.

Madrid, 8 may (EFE).- El sindicato UGT de Madrid ha acusado al Gobierno regional de cometer "un zafio ejercicio de exageración" al llevar a los tribunales los disturbios ocurridos ayer en la Asamblea donde se manifestaron "legalmente" trabajadores de empresas de la región afectadas por expedientes de regulación de empleo.

Según señala la Federación de Metal Construcción y Afines de UGT en un comunicado, el Gobierno regional "ha vuelto a tomar el camino falso" al tratar de "enfrentar a los trabajadores y trabajadoras con la opinión pública".

UGT asegura que su "máxima preocupación" está en los 2.000 puestos de trabajo directos que podrían perderse en la Comunidad de Madrid y en los 10.000 indirectos que están en riesgo y considera que ese problema debería ser "la prioridad del Gobierno regional".

Sin embargo, denuncian que el Ejecutivo madrileño, a través de la Presidencia de la Asamblea regional, "prefiere, mediante imputaciones, judicializar un conflicto estrictamente laboral de defensa de los puestos de trabajo".

El objetivo de esta estrategia es, en opinión del sindicato, "desviar la atención de la opinión pública de lo que está aconteciendo realmente en la Comunidad" que, además de los temas "que afectan directamente al PP", consiste en las repercusiones de la crisis económica en los trabajadores "que ven perder sus puestos de trabajo sin que se tomen medidas para afrontarlo desde el Ejecutivo regional".

UGT señala que los trabajadores que protestaron ayer en la Asamblea querían manifestar "su indignación, como lo haría cualquier ciudadano que estuviese amenazado con perder su puesto de trabajo".

Además, afirman que los manifestantes tampoco "tienen la convicción de que el Gobierno regional se está implicando lo suficiente para frenar los expedientes de regulación anunciados en tres importantes empresas de la región": Iveco-Pegaso, Arcelor Mittal y BP Solar

El sindicato acusa al Ejecutivo madrileño de "intentar amordazar a los trabajadores y coaccionarles, realizando imputaciones que no son ciertas" y le recuerda que de su "actitud" depende el futuro de miles de empleos y de cientos de familias madrileñas.