Vicepresidente andaluz insiste en que "nadie" puede cobrar "un euro" por el himno y pide que se devuelva si así se ha hecho

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS) El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, insistió hoy en que "nadie" puede cobrar "ni un euro" por los derechos del himno andaluz, debido a que éstos pertenecen a la Junta de Andalucía, al tiempo que pidió que si alguien lo ha hecho, en referencia a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que devuelva la cantidad que ha cobrado por ello "porque no tenía título jurídico ninguno". En respuesta a una pregunta oral formulada en el pleno del Parlamento andaluz por el diputado popular Antonio Sanz, el vicepresidente segundo del Gobierno andaluz negó que la Junta de Andalucía tenga ningún contrato con la SGAE e insistió en que la Administración andaluza "no va a permitir que nadie devengue derechos del himno andaluz". En esta línea, Griñán aseguró que en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía se publicó que el himno andaluz es propiedad del Gobierno andaluz, después de que la familia de Blas Infante cediera los derechos a la Administración andaluza. "Por tanto, nadie puede cobrar", agregó. Por su parte, el diputado popular Antonio Sanz acusó a la Junta de Andalucía de incumplir el Decreto aprobado por el Gobierno andaluz en 2002 que le obligaba a inscribir en el Registro de la Propiedad Intelectual el himno andaluz. "En estos años no han debido tener tiempo de hacerlo", ironizó Sanz, quien consideró que el problema radica en "la falta de respeto de la Junta hacia la figura de Blas Infante y a su himno". Sanz opinó que el "andalucismo" del que "hace gala" la Junta de Andalucía es "de pacotilla y de pegatina" y que la reacción de la Administración andaluza frente al cobro de los derechos del himno andaluz ha sido "tardía y obligada". Y es que, según añadió, "ni el presidente de la Junta respeta a Blas Infante, cuando el pasado año en vez de acudir a su homenaje el 10 de agosto, prefirió irse a la playa". En su turno de réplica, el vicepresidente segundo del Gobierno andaluz dijo que el PP "no puede hablar" de defender la memoria de Blas Infante cuando la única persona que le ha llamado "cretino" ha sido un miembro de su partido, concretamente su eurodiputado Aleix Vidal-Quadras.