Zapatero dice que su Gobierno ha generado "expectativas positivas"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró hoy convencido de que la remodelación de su gabinete, acometida la pasada semana, ha generado "expectativas positivas" y animó a su grupo parlamentario a mantener la estrategia de buscar acuerdos puntuales con los demás partidos pese al contexto político y las circunstancias existentes en las comunidades de los partidos nacionalistas.

Zapatero lanzó este mensaje al Grupo Socialista tras el coloquio a puerta cerrada que se suscitó en la reunión plenaria que tuvo lugar hoy en el Congreso, según informaron a Europa Press asistentes al cónclave.

Si ya en su discurso público Zapatero había pedido "trabajar más" y "dialogar más" en las Cortes porque la "alternativa democrática" que representa Patxi López en Euskadi les ha generado dificultades por el distanciamiento del PNV, cuando se cerraron las puertas de la reunión varios parlamentarios del PSOE incidieron en la situación de minoría del Grupo Socialista.

Abrió el debate el histórico socialista vasco Txiki Benegas, quien agradeció a Zapatero su apoyo al PSE-EE y recalcó que los resultados de los comicios del 1 de abril marcaron las decisiones que se tomaron después y no dejaron mejor salida que un Gobierno alternativo al de Juan José Ibarretxe.

LA FINANCIACIÓN, CLAVE PARA TENER APOYOS

Según expuso, para garantizar la estabilidad en el Congreso tras el alejamiento del PNV es preciso lograr rápidamente un acuerdo sobre financiación autonómica que facilite un acuerdo estable con CiU, sin despreciar las aportaciones de otras formaciones minoritarias de la oposición. También Manuel de la Rocha, de Izquierda Socialista, dijo ver en la financiación autonómica la clave para la estabilidad parlamentaria del PSOE y animó a acelerar este tema.

Zapatero, que ya había anunciado su intención de acelerar la negociación de la financiación autonómica, les replicó después que el Gobierno trabaja en pro de la mayor estabilidad siendo consciente del difícil momento político y de las circunstancias existentes en los territorios de algunos partidos nacionalistas, en velada alusión al PNV, CiU y BNG, los tres en la oposición.

En la reunión también se habló del nuevo Gobierno y Zapatero recibió felicitaciones de varios parlamentarios. Eso sí, un senador le preguntó por las filtraciones que, según la prensa, habían empañado la fotografía con el presidente Barack Obama.

El presidente destacó el papel de España en los organismos internacionales pero no dio especial importancia a que la remodelación se adelantara parcialmente en los medios de comunicación. Según explicó, el reajuste ha sido tan amplio que era difícil que no hubiera trascendido nada.

A su juicio, lo importante es que esta remodelación se ha entendido bien y ha generado "expectativas positivas" en la ciudadanía que ahora se trata de satisfacer con la acción de Gobierno.

Hubo también intervenciones sobre la situación económica. Benegas animó al Gobierno a estar vigilante para que el crédito de los bancos fluya a las familias y las empresas, mientras que el senador Francisco Fuentes, extremeño de origen 'guerrista', pidió incidir en el compromiso del PSOE en la lucha contra los paraísos fiscales.

DIÁLOGO SOCIAL

De la Rocha, vinculado a la UGT, hizo hincapié en apostar por el diálogo social dando por hecho que los sindicatos están cumpliendo y que son los empresarios quienes están en una posición de máximos con idea de aprovechar la crisis para sus reajustes.

El jefe del Gobierno reafirmó su confianza en el diálogo social y valoró la actitud de los sindicatos, especialmente UGT, a cuyo congreso asistió hace unas semanas, pero también dijo entender la situación de la CEOE, que acaba de renovar su cúpula.

El portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, resumió después en rueda de prensa las intervenciones en el plenario destacando que se había constatado un apoyo "cerrado y sin fisuras" a la remodelación efectuada en el Gobierno.

Además, destacó que los intervinientes habían respaldado la formación de un Gobierno en Euskadi liderado por Patxi López, a pesar de que esa decisión pueda suponer un endurecimiento de la tarea parlamentaria de los socialistas en el Congreso tras carecer del apoyo que los nacionalistas vascos y gallegos le ofrecían hasta las elecciones celebradas en sus respectivas comunidades.

Alonso reiteró la "fortaleza" política de los socialistas y se mostró optimista en poder seguir sacando adelante las diferentes iniciativas que presenten. Para ello, aseguró que su grupo continuará trabajando como, desde el principio de la legislatura, por "objetivos políticos".