Zapatero no teme el "qué dirán" si pacta una financiación justa para Cataluña

  • Madrid, 12 may (EFE).- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que después de las críticas vividas con la reforma del Estatuto de Cataluña no tiene ningún miedo al "qué dirán" si se pacta un modelo de financiación justo para Cataluña, y ha subrayado que "tiene que haber acuerdo" antes del 15 de julio.

Madrid, 12 may (EFE).- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que después de las críticas vividas con la reforma del Estatuto de Cataluña no tiene ningún miedo al "qué dirán" si se pacta un modelo de financiación justo para Cataluña, y ha subrayado que "tiene que haber acuerdo" antes del 15 de julio.

Así se lo ha garantizado al portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, en respuesta a su intervención en el debate sobre el estado de la nación.

Zapatero ha afirmado que su intención es celebrar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) antes del 15 de julio, y "por tanto tiene que haber acuerdo" para entonces, porque la convocatoria "es una manera de imponernos la obligación" de alcanzar un pacto.

Ha respondido a Ridao que si se llega a un acuerdo que suponga una financiación justa para Cataluña no tendrá miedo al "qué dirán".

"A estas alturas no, después de lo que vivimos con el Estatut no; pero el Gobierno mantendrá un principio de equidad general desde el reconocimiento de la mala financiación que ha tenido Cataluña históricamente", ha agregado.

El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que "estamos cerca de una meta compartida y un modelo que suponga una notable mejoría para Cataluña", y a la vez "permita el funcionamiento del modelo general" de financiación.

También ha respondido a las críticas de Ridao sobre el modelo de Estado que defiende el PSOE alegando que es un proyecto de una España plural, aunque no nacionalista, "una manera abierta de entender las identidades y de reconocer en particular en Cataluña los estrangulamientos y deudas pendientes con la sociedad catalana".

Por eso el Estatut ha supuesto, ha añadido, un "gran avance" en materia de infraestructuras, financiación o autogobierno. "La línea es claramente ascendente, recuperamos el tiempo perdido", ha apuntado.

Joan Ridao, por su parte, ha reiterado que Zapatero ha "perdido una oportunidad histórica" y, tras tener alianzas con la izquierda parlamentaria, ha acabado "reculando por miedo al qué dirán".

"Si se ha metido en esa coalición de alto riesgo en Euskadi es por la incapacidad de convertir en estrategia el eslogan de la 'España plural' con el que inició su andadura presidencial; a medida que llegaba la hora de concretar la idea se fue viendo que estaba vacía de contenido, no tiene una fórmula de articulación política alternativa a la idea unitarista de la España del PP", ha apuntado.

Ridao ha recordado a Zapatero que al inicio de la legislatura tenía en Cataluña un "acuífero de la España plural, y ahora avanza hacia un auténtico desierto", porque vendió la idea de pluralidad y luego "le han flaqueado las piernas y ha hecho como el capitán que abandona la nave, ha dinamitado todos los puentes de diálogo".

"Sé que está cansado de nosotros, de ERC y tal vez del conjunto de los catalanes, pero nosotros también de ustedes, es recíproco; sé que les repugna esa sensación permanente que tenemos de 'cornudos y apaleados', de ser los que se llevan las tortas a pesar de que otros tienen la sartén por el mango", ha apuntado.

En este sentido, Ridao se ha quejado de que Cataluña esté atrapada en medio de un "choque de trenes": el de la derecha, que "sólo nos utiliza para ganar votos en España a base de ir contra el Estatut", y la de la izquierda, que "sólo se acuerda del resto de las izquierdas cuando no tiene el favor de la derecha".

Ha apuntado que, "paradojas de la vida, el Estatut, que era su problema al principio de la legislatura, puede ser su solución y asegurar su estabilidad política; no vamos a hacer un frente común con el PP pero tampoco cuente con nosotros si no hay una buena financiación y cumple con Cataluña".

"Usted se juega su futuro y nosotros el bienestar de una generación. Se lo diré de otra forma: no le puedo decir ahora que sí a ese apoyo que nos reclama para que mañana sea un no, porque estaría haciendo lo mismo que usted".