ESPAÑA Los tres primeros alcaldes se niegan a declarar ante el fiscal por el referéndum

Bruselas está "preocupada" por la decisión de Trump de suspender ayudas a ONG con programas de salud reproductiva


BRUSELAS|

La Comisión Europea ha mostrado este martes su preocupación por los efectos negativos que puede tener sobre los países en vías de desarrollo la decisión del nuevo presidente de Estados Unidos de suspender los fondos a organizaciones internacionales si en sus programas de salud sexual y reproductiva incluyen asesoramiento o promueven servicios de interrupción del embarazo.

"La Comisión está preocupada sobre las posibles implicaciones en nuestro objetivo de conseguir una cobertura universal de salud y servicios de salud reproductiva, especialmente en países en vías de desarrollo", ha expresado ante el pleno de la Eurocámara el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides.

El político chipriota ha señalado que la postura de la Administración estadounidense puede "eventualmente" impactar además en los objetivos de desarrollo sostenible de la UE, que se centran en "reducir la mortalidad materna" y permitir que las mujeres tomen decisiones informadas sobre su salud.

"En los países más pobres del mundo esto puede poner en riesgo la vida de niñas y mujeres jóvenes y no queremos perder los progresos que hemos efectuado durante la última década en derechos de las mujeres", ha insistido Stylianides.

En cualquier caso, el comisario ha garantizado a los eurodiputados que las políticas del Ejecutivo comunitario se basan en sus propias prioridades y no en lo que "otros hacen o dejan de hacer". Del mismo modo, ha reiterado el compromiso de la Comisión de seguir asumiendo un "papel de liderazgo" para garantizar el acceso de las mujeres a servicios de planificación familiar en todo el mundo.

Así, ha asegurado que el bloque comunitario continuará con su trabajo para prevenir la violencia sexual de género y ha afirmado que si Bruselas detecta una "brecha" en la financiación al desarrollo y ayuda humanitaria estudiará incrementar el presupuesto para proyectos centrados en estas actuaciones.

Además, ha recordado que el Ejecutivo comunitario ha destinado durante la última década aproximadamente 200 millones anuales del presupuesto comunitario a programas de cuidados sanitarios, incluyendo salud sexual y reproductiva.

También ha recordado que la UE está "firmemente comprometida" en el apoyo de iniciativas sanitarias como el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) o el fondo global para mujeres.