Brundtland cree que los efectos del cambio climático serán permanentes y peores que la crisis

  • Valencia, 14 may (EFE).- La ex primera ministra de Noruega y ex directora general de la Organización Mundial de la Salud Gro Harlem Brundtland ha advertido hoy de que las consecuencias "económicas y humanas" del cambio climático serán "mucho peores" que las de la crisis, y podrían convertirse en un "drama permanente".

Brundtland cree que los efectos del cambio climático serán permanentes y peores que la crisis

Brundtland cree que los efectos del cambio climático serán permanentes y peores que la crisis

Valencia, 14 may (EFE).- La ex primera ministra de Noruega y ex directora general de la Organización Mundial de la Salud Gro Harlem Brundtland ha advertido hoy de que las consecuencias "económicas y humanas" del cambio climático serán "mucho peores" que las de la crisis, y podrían convertirse en un "drama permanente".

Así lo ha asegurado en una entrevista concedida a EFE en Valencia, donde ha participado junto a expertos de otros 42 países en una Conferencia Internacional sobre estrategias económicas organizada por la consultora HayGroup.

Brundtland ha argumentado que la mayoría de los países están invirtiendo todos sus recursos en paliar los efectos de la actual crisis económica y en establecer los mecanismos para poder superarla.

No obstante, a su juicio, los efectos de la crisis económica serán temporales, pero los de otros problemas "globales", como el cambio climático, podrían ser "permanentes".

"La crisis económica tiene serias consecuencias, pero durará unos años, cuatro o cinco, y se podrán superar. Sin embargo, si no hacemos algo, las consecuencias humanas y económicas del cambio climático serán mucho peores que las de esta crisis y podrían llegar a ser un drama permanente", ha manifestado.

En su opinión, esta actuación comienza por reducir "al mínimo" el impacto ambiental del consumo de combustibles sólidos, como el carbón, ya que, por el momento, "es inevitable" seguir utilizándolos.

"No tiene mucho sentido seguir gastando millones de dólares en infraestructuras basadas en combustibles sólidos, pero por el momento no hay demasiada alternativa. Europa seguirá consumiendo carbón durante años y China durante décadas, lo que hay que hacer es reducir todo lo posible el impacto de este consumo", ha indicado.

Esta situación se mantendrá hasta que las energías renovables no estén lo suficientemente desarrolladas como para "ponerlas en el mercado".

La ex primera ministra noruega cree que, a pesar de que la mayoría de los presidentes "están centrados en superar la crisis", hay otros, como Estados Unidos, Alemania e "incluso" China, que están invirtiendo una parte de sus recursos en "infraestructuras útiles para el desarrollo de energías verdes".

Según ha dicho, esta combinación de intereses es "rentable y necesaria". Es posible "combinar el crecimiento económico con nuevos patrones de energía renovable", porque, además, "cada vez es mayor el gasto en energías tradicionales".

Además, también opina que es "factible" llegar a un "acuerdo mundial" al respecto a pesar de la conflictividad de intereses, "porque es necesario y porque ahora son más y mas los líderes conscientes de esta necesidad".

En este sentido, cree que "el cambio de actitud" de Estados Unidos, a través de su nuevo presidente, Barack Obama, ha sido "determinante".

"La mayoría de los países pensaban: ¿por qué vamos a movernos cuando el primer país del mundo no lo hace?. Ahora esta situación ha cambiado y el resto de países ha entendido que puede ser parte de esta solución", ha afirmado Brundtland, que lamenta que el mundo conozca "sus límites" y no sepa "respetarlos".