EE.UU. invertirá 26 millones de dólares en Bolivia para erradicar cultivos ilegales de coca

  • La Paz, 7 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia anunció hoy que renovará el convenio de cooperación antinarcóticos con Estados Unidos, que se compromete a invertir más de 26 millones de dólares, fundamentalmente en la erradicación de cultivos ilegales de hoja de coca.

EE.UU. invertirá 26 millones de dólares en Bolivia para erradicar cultivos ilegales de coca

EE.UU. invertirá 26 millones de dólares en Bolivia para erradicar cultivos ilegales de coca

La Paz, 7 abr (EFE).- El Gobierno de Bolivia anunció hoy que renovará el convenio de cooperación antinarcóticos con Estados Unidos, que se compromete a invertir más de 26 millones de dólares, fundamentalmente en la erradicación de cultivos ilegales de hoja de coca.

Tras reunirse con el encargado de Negocios de la embajada de EE.UU., Kris Urs, el ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, anunció en conferencia de prensa que Bolivia y el Ejecutivo estadounidense suscribirán el acuerdo "en las próximas horas".

"No solo no rechazamos el apoyo norteamericano a la lucha contra las drogas, sino que lo exigimos y demandamos porque los mercados más importantes de consumo son los que generan la demanda", agregó Rada.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Hugo Fernández, explicó en la misma conferencia que el acuerdo compromete a la Sección de Asuntos Narcóticos la embajada de EE.UU. (NAS, por sus siglas en inglés) a invertir 26 millones de dólares en la lucha contra las drogas.

Se trata de dar continuidad al apoyo de la NAS en Bolivia, plasmado en un acuerdo general con Estados Unidos que se prorroga cada año mediante "adendas", y a los trabajos de racionalización de los cultivos de coca, apuntó.

El Gobierno boliviano llegó a afirmar a principios de marzo que la renovación de este convenio con EE.UU. estaba en riesgo por el informe anual sobre drogas de Washington, en el que se critica la política de "cero cocaína, pero no cero hoja de coca" que defiende el Ejecutivo de Evo Morales.

Bolivia erradicó el año pasado 5.000 hectáreas de cultivos ilegales de la hoja de coca, materia prima para la fabricación de la cocaína, que tiene usos tradicionales y medicinales en esta nación andina, donde se permite su cultivo en algunas zonas.

Por su parte, al salir del encuentro, Urs, jefe de la legación diplomática estadounidense desde la expulsión del embajador Phillip Goldberg en 2008, calificó de "muy buena" su reunión con los miembros del Gobierno de Evo Morales.

El diplomático también señaló que le manifestó al ministro Rada su preocupación "en cuanto a la seguridad de la embajada" debido a los "movimientos policiales" que ha habido, en referencia a las sustituciones de los agentes bolivianos allí destinados.

Rada respondió que "en ningún momento el Gobierno boliviano va a descuidar la seguridad de la embajada de los EE.UU." ni de otras sedes diplomáticas.

"Lo único que se va a hacer es que se cumplan las disposiciones y los reglamentos de la policía", dijo el ministro, quien aclaró que eso significa "una rotación en los destinos" al menos cada dos años.

"No puede haber funcionarios que, gozando de algún tipo de privilegios, estén más de dos años, algunos llegando a diez, once, doce años", agregó.

La reunión entre Urs y los funcionarios bolivianos se produce en uno de los momentos más fríos en la relación bilateral a partir de que el presidente Evo Morales expulsó en septiembre de 2008 a Goldberg, acusándole de aliarse con sus opositores para conspirar contra él.

Además, Morales también echó de Bolivia el año pasado a la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) y apoyó la salida de la agencia de cooperación USAID de la zona cocalera del Chapare (Cochabamba, centro).

Estados Unidos, a su vez, respondió expulsando al embajador Gustavo Guzmán y retiró a Bolivia los beneficios arancelarios que concede a los países andinos por sus esfuerzos contra el narcotráfico, conocido como ATPDEA.