EEUU e Irán asistirán en Moscú al foro sobre la estabilización de Afganistán

  • Moscú, 26 mar (EFE).- Estados Unidos, Irán y Pakistán participarán mañana en la conferencia sobre Afganistán de Moscú, en la que Rusia y China les propondrán una estrategia regional para la estabilización de ese país centroasiático.

EEUU e Irán asistirán en Moscú al foro sobre la estabilización de Afganistán

EEUU e Irán asistirán en Moscú al foro sobre la estabilización de Afganistán

Moscú, 26 mar (EFE).- Estados Unidos, Irán y Pakistán participarán mañana en la conferencia sobre Afganistán de Moscú, en la que Rusia y China les propondrán una estrategia regional para la estabilización de ese país centroasiático.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, expresó hoy el deseo de Moscú de "alcanzar un acuerdo sobre una mayor coordinación" en la lucha contra el terrorismo islámico y el narcotráfico que se originan en Afganistán.

La conferencia internacional ha sido convocada por Rusia bajo la égida de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), que integra también a China y varios países centroasiáticos, entre ellos Uzbekistán y Tayikistán, que son limítrofes con Afganistán.

Tanto Rusia como los otros miembros de la OCS, conocida como la "OTAN oriental", consideran que Afganistán sigue siendo un polvorín y que la guerra promovida por Estados Unidos en 2001 únicamente ha contribuido a agravar la inestabilidad en la región de Asia Central.

Estos países sólo están dispuestos a cooperar con la coalición aliada que combate a los talibanes en Afganistán si se tienen en cuenta sus intereses.

La OCS considera que no se presta la atención necesaria a asuntos como el tráfico de drogas, pese a que Rusia y las repúblicas centroasiáticas se han convertido en el principal corredor utilizado por los barones de la droga afgana para exportarla a Europa.

El Servicio Federal de Lucha contra el Narcotráfico ruso denunció recientemente que la producción de drogas en Afganistán aumentó en más de 40 veces desde el comienzo de la guerra en 2001.

Con ese fin, la OCS ha invitado a representantes de Estados Unidos, pero también de los países observadores de la organización -Irán, Pakistán e India-, y de la propia Afganistán, la OTAN, la Unión Europea, la OSCE y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, el brazo militar de la comunidad postsoviética.

El subsecretario de Estado norteamericano, Patrick Moon, ya ha confirmado su presencia en la capital rusa, donde expondrá las líneas generales de la estrategia afgana del nuevo presidente estadounidense, Barack Obama.

El propio Obama también abogó por una mayor coordinación de los aliados en Afganistán en su reunión ayer con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, que ha declinado la invitación para tomar parte en el foro moscovita.

Washington desea implicar al máximo a la OTAN y la UE en el plano militar y policial en la lucha contra los insurgentes en territorio de Afganistán y también de Pakistán.

Por de pronto, se sabe que EEUU tiene previsto desplegar en los próximos meses sobre el terreno otros 17.000 solados que se sumarían a los 36.000 que integran actualmente su contingente en Afganistán.

Rusia ve con buenos ojos las declaraciones del mandatario estadounidense sobre que la nueva estrategia para Afganistán debe incluir un plan de salida de las tropas.

La Cancillería rusa respaldó esta semana la idea planteada por Obama de abrir una vía de diálogo entre el Gobierno legítimo afgano y las facciones talibanes más moderadas.

La OCS, en especial sus dos principales miembros, Rusia y China, ha abogado durante años por que EEUU ponga plazo a su presencia militar en Asia Central.

De hecho, la conferencia tiene lugar semanas después de que Kirguizistán anunciara su decisión de cerrar la base de Manás, la última de la que dispone de EEUU en la región, limítrofe con Afganistán.

Las tropas estadounidenses estacionadas en Manás y también las de otros países, como España y Francia, tienen hasta el 20 de agosto próximo para abandonar Kirguizistán.

Por esta razón, EEUU se verá obligado a introducir tropas y equipos a través de Pakistán, territorio hostil, donde muchos de los convoyes de suministros han sido objeto de atentados y sabotajes.

Además, Washington se ha visto obligado a pedir permiso a Rusia, Kazajistán, Uzbekistán y Tayikistán para tender un corredor a través de sus territorios con el fin de hacer llegar los suministros a sus tropas desplegadas en Afganistán.

Por parte iraní, asistirá el viceministro de Exteriores, Mehdi Ahundzade, según confirmó hoy la agencia oficial iraní Irna.

Según las autoridades rusas, Irán es un país que no puede ser ignorado a la hora de adoptar una nueva estrategia de estabilización para Afganistán.

El portavoz del ministerio de Exteriores ruso, Andréi Nesterenko, no descartó hoy un posible encuentro entre los representantes estadounidense e iraní.

También participará en la conferencia el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que se reunirá seguidamente con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, según informó el Kremlin.

El foro de Moscú tiene lugar en vísperas de la cumbre internacional sobre Afganistán organizada por la ONU, que se celebrará el próximo martes en La Haya y a la que asistirá la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.