El Caribe perderá la inversión extranjera si no da la vuelta a su imagen violenta

  • Santo Domingo, 19 feb (EFE).- El Caribe debe dar la vuelta con "urgencia" a la percepción de que es una región violenta, ya que si no lo hace provocará el alejamiento de la inversión extranjera y un retroceso en su desarrollo, advirtió hoy el ministro de Interior dominicano, Franklin Almeyda.

El Caribe perderá la inversión extranjera si no da la vuelta a su imagen violenta

El Caribe perderá la inversión extranjera si no da la vuelta a su imagen violenta

Santo Domingo, 19 feb (EFE).- El Caribe debe dar la vuelta con "urgencia" a la percepción de que es una región violenta, ya que si no lo hace provocará el alejamiento de la inversión extranjera y un retroceso en su desarrollo, advirtió hoy el ministro de Interior dominicano, Franklin Almeyda.

"No podemos permitir que el Caribe se siga vendiendo en algunas esferas como la zona más violenta del mundo", sostuvo Almeyda al cierre de los debates de una conferencia sobre seguridad en la República Dominicana que reúne a delegaciones de 16 países de la región.

Las discusiones de la conferencia giraron en torno al combate al narcotráfico, la delincuencia organizada y el terrorismo.

"No hay indicadores creíbles que puedan probar que la violencia y la delincuencia en el Caribe es tan alta como afirman esas estadísticas", agregó Almeyda, quien aseguró que la clave para enfrentar esos flagelos radica en la solidaridad.

"Si seguimos aceptando esas estadísticas sobre la supuesta violencia incontrolada en el Caribe, olvidémonos de inversión extranjera", enfatizó el ministro.

La reunión, organizada por las autoridades locales y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, en inglés), emitió una declaración que compromete a sus participantes a "sintonizar" sus esfuerzos para mejorar las capacidades nacionales en la lucha contra el narcotráfico.

Los delegados de cada uno de los países se comprometieron a la implementación del plan de acción social y desarrollo para la prevención del crimen que ejecutan la UNODC y el Caricom.

Asimismo, acordaron solicitar a la UNODC la continuación de la asistencia técnica para la "efectiva" implementación de los tratados internacionales sobre droga y los tres protocolos universales contra el terrorismo.

La conferencia acordó, además, armonizar el control y la prevención frente a las drogas, y las políticas sobre el sida a nivel nacional y regional, así como mejorar los mecanismos de protección de testigos y asistencia a las víctimas.

Los países y territorios representados en esta conferencia incluyen a Bahamas, Barbados, Belice, Jamaica, Haití, Guayana, Granada, Antigua y Barbuda, Cuba, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago y Jamaica.

En la cita participan, entre otros, el director ejecutivo de la UNODC, Antonio María Costa; el secretario general del Caricom, Edwing Carrington; y el jefe civil de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), Hédi Annabi.