El Gobierno confirma la concesión de 400 millones de dólares en créditos de los países africanos a Zimbabue

LONDRES, 30 (Reuters/EP)

Los países del este y sur de África han concedido a Zimbabue líneas de crédito de 400 millones de dólares (300,6 millones de euros) a fin de impulsar la industria del país, gravemente perjudicada por años de crisis económica y por la inflación galopante, según confirmó hoy el ministro zimbabuense de Finanzas, Tendai Biti.

"Los fondos serán destinados a las industrias 'críticas', incluidas las de procesamiento alimenticio y las compañías de fertilizantes", declaró el ministro a Reuters durante una visita oficial a Londres.

"COMESA ((Mercado Común para el Este y Sur de África) ha concedido una línea de crédito, y lo mismo han hecho Botsuana y Sudáfrica, con lo que el montante total de la línea de crédito es de 400 millones de dólares", prosiguió Biti. "Botsuana nos va a dar 70 millones, Sudáfrica 50 millones y COMESA nos dará la mayor parte", precisó.

A la pregunta de si espera que Zimbabue empezará a recibir ayudas de los países occidentales, tal como ha solicitado el Gobierno del presidente Robert Mugabe y del primer ministro Morgan Tsvangirai, Biti respondió que éstas llegarán "pronto". Los donantes occidentales han exigido como condición la puesta en marcha de reformas económicas y políticas y que se ponga fin a la nueva oleada de invasiones de granjas de propietarios de raza blanca.

Las líneas de crédito africanas habían sido anunciadas ayer por el periódico oficial zimbabuense 'Herald'. En declaraciones recogidas por este periódico, el ministro de Industria y Comercio, Welshman Ncube, explicó que los países africanos se habían comprometido a facilitar líneas de crédito a las empresas del país y que las compañías empezarían a tener acceso a las líneas de crédito en las próximas semanas.

"El ministro Ncube señaló que Zimbabwe ha conseguido asegurar unos 200 millones de dólares de los países de la Comunidad de Desarrollo de África Austral y otros 200 millones del Mercado Común para el África Oriental y Meridional para atender las necesidades de capital de las empresas locales", indica 'Herald'.

Las industrias de Zimbabue están operando actualmente al diez por ciento de su capacidad, pero el nuevo plan económico del Gobierno se ha propuesto incrementarla a aproximadamente un 60 por ciento para finales de año.

La ONG Human Rights Watch (HRW) afirmó ayer que los donantes internacionales no deben reanudar la entrega de ayuda al desarrollo a Zimbabue hasta que el partido ZANU-PF, miembro del gobierno de unidad, acabe con los "abusos" y respalde "reformas serias" en este país.