Evo Morales suspende los viajes a las cumbres del ALBA y de las Américas por la crisis electoral

  • La Paz, 12 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy que ha suspendido sus viajes a las cumbres del ALBA y de las Américas debido a los problemas internos de su país provocados por el conflicto con la oposición por una ley sobre los comicios del 6 diciembre próximo.

Evo Morales suspende los viajes a las cumbres del ALBA y de las Américas por la crisis electoral

Evo Morales suspende los viajes a las cumbres del ALBA y de las Américas por la crisis electoral

La Paz, 12 abr (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy que ha suspendido sus viajes a las cumbres del ALBA y de las Américas debido a los problemas internos de su país provocados por el conflicto con la oposición por una ley sobre los comicios del 6 diciembre próximo.

Morales hizo el anuncio durante una conversación telefónica con su colega de Venezuela, Hugo Chávez, quien llamó a un programa de la televisión estatal boliviana donde entrevistaron al presidente boliviano.

Chávez se solidarizó con Evo Morales, en huelga de hambre desde hace cuatro días.

Morales tenía previsto participar el próximo miércoles 16 de abril en la Cumbre de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) que se celebrará en Carcas y al día siguiente viajar a la Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago.

"Decidí no viajar ni a la Cumbre del ALBA, ni a la Cumbre de las Américas. Vamos a librar esta batalla que en todo caso es una pulseta de los pueblos oprimidos y los grupos oligárquicos", le dijo Morales a Chávez, en alusión al conflicto interno boliviano.

El mandatario inició una huelga de hambre el pasado jueves en el Palacio de Gobierno de La Paz, junto a 14 dirigentes sindicales, para presionar a la oposición a que apruebe una ley electoral que permitirá los comicios del próximo 6 de diciembre.

Morales se presentará a esos comicios buscando la reelección.

La oposición abandonó ese mismo día el Congreso denunciando que el oficialismo no había respetado los acuerdos sobre la ley electoral y reclamó como condición para volver que el Gobierno acepte hacer un nuevo registro de votantes, lo cual finalmente admitió Morales.

El presidente boliviano también aprovechó para referirse a los intentos que la oligarquía de su país estaría haciendo para derrocarlo y comparó la situación con la vivida en Venezuela hace exactamente siete años.

Morales dijo que el objetivo del golpe de Estado del 11 de abril de 2002 en Venezuela fue asesinar a Chávez, pero fracasaron, algo que no quieren que se repita en el caso boliviano.

"En ese golpe la tarea era acabar con tu vida y tengo información de que el imperio está arrepentido de no acabar con tu vida. El pueblo y la madre tierra nos salvan. Y ahora dice, la derecha, que no pueden cometer el mismo error de Venezuela", expresó el presidente boliviano.

Chávez calificó a Morales de jefazo, le dijo que estaba "muy pendiente" de como iba a terminar el conflicto boliviano, un asunto del que también habló con Fidel Castro en su reciente visita a Cuba.

El gobernante venezolano también dijo que la huelga de hambre es un "gesto de dignidad" del mandatario boliviano y le alentó a "seguir adelante y cuidar su salud".

"Esta batalla tuya es la batalla de tu pueblo y es la batalla de nuestros pueblos", dijo Chávez al despedirse de Morales.