Ex jefe Inteligencia de la Policía ecuatoriana pide garantías para declarar ante la justicia

  • Quito, 3 abr (EFE).- El ex jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales (UIES) de la Policía de Ecuador Manuel Silva, acusado de entregar información clasificada a la Embajada de Estados Unidos en Quito, pidió hoy al Gobierno que le otorgue las garantías necesarias para presentarse a declarar ante los tribunales de la institución.

Ex jefe Inteligencia de la Policía ecuatoriana pide garantías para declarar ante la justicia

Ex jefe Inteligencia de la Policía ecuatoriana pide garantías para declarar ante la justicia

Quito, 3 abr (EFE).- El ex jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales (UIES) de la Policía de Ecuador Manuel Silva, acusado de entregar información clasificada a la Embajada de Estados Unidos en Quito, pidió hoy al Gobierno que le otorgue las garantías necesarias para presentarse a declarar ante los tribunales de la institución.

Silva, cuyo paradero era desconocido desde hace un mes, se presentó hoy a una rueda de prensa en la oficina de su abogado, Ramiro Aguilar, para denunciar la supuesta fabricación de pruebas en su contra.

"Solicito, públicamente, al ministro de Gobierno (Gustavo Jalkh) que me reciba, para poderle dar toda la información que necesite, a fin de que él se haga una idea clara de la verdad y pueda actuar en consecuencia con esta verdad", señaló Silva.

Además, pidió al Gobierno que le otorgue las garantías de seguridad para él y su familia, especialmente para sus hijos que "se han convertido en víctimas" de este caso.

Sobre la investigación en su contra de entregar información reservada a la Embajada de Estados Unidos, Silva no hizo comentarios, pero se refirió a otros casos investigados por la UIES, que han salpicado a ex colaboradores del Ejecutivo.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, hace algunas semanas denunció que oficiales de la UIES entregaron información reservada a empleados de la Embajada estadounidense, que financiaba a esa unidad e imponía a sus jefes.

Dos altos cargos de la legación diplomática estadounidense fueron expulsados de Ecuador, por orden de Correa, que también ha denunciado una infiltración en los cuerpos de seguridad del Estado por parte de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

Además, Silva ha sido llamado a declarar ante la Fiscalía sobre un caso de narcotráfico que involucró a un ex subsecretario del Ministerio de Gobierno, Ignacio Chauvin, imputado como cómplice de una presunta mafia liderada por los hermanos Jefferson, Edison y Miguel Ostaiza.

Chauvin, que ha defendido su inocencia en el caso de narcotráfico y que se encuentra detenido en una cárcel de Quito, acusó recientemente a Silva de formar parte de un supuesto complot contra el Gobierno.

"Quiero denunciar al país el forjamiento de acusaciones infames, nacidas de los grupos criminales vinculados a los carteles de drogas, que han sido desarticulados (por la UIES)", aseguró Silva en su fugaz aparición de hoy ante los medios de comunicación.

Agregó que esa fabricación de acusaciones ya fue anticipada por Chauvín, el cual, según Silva, le "quiere hacer aparecer como un criminal inescrupuloso".

Asimismo, Silva solicitó al Consejo de Generales de la Policía, que ofrezca "un pronunciamiento oficial" sobre el o los procesos que se le imputan, "pues hasta el día de hoy solo existe reserva y hermetismo sobre estos temas", lo cual "imposibilita" su defensa.

El abogado de Silva recordó que el ex jefe de la UIES tiene once días para presentarse ante las autoridades policiales y dijo que hasta ahora no lo ha hecho, desde hace un mes que pidió permiso para ausentarse.

Silva es considerado clave en la investigación sobre la supuesta entrega irregular de información reservada de la UIES a la Embajada de Estados Unidos, así como de no haber actuado a tiempo para detener a Chauvín, en el caso de narcotráfico.