Indonesia pide incluir los océanos en la agenda medioambiental de la ONU

  • Manado (Indonesia), 11 may (EFE).- La Conferencia Mundial de los Océanos arrancó hoy con el llamamiento de Indonesia para que los mares se incluyan en el debate sobre las consecuencias del cambio climático y en la agenda medioambiental de Naciones Unidas.

Manado (Indonesia), 11 may (EFE).- La Conferencia Mundial de los Océanos arrancó hoy con el llamamiento de Indonesia para que los mares se incluyan en el debate sobre las consecuencias del cambio climático y en la agenda medioambiental de Naciones Unidas.

El objetivo es dar "un primer paso" hacia el reconocimiento de los efectos del calentamiento global en los océanos, y establecer "una base sobre la que sentar las políticas comunes" en este ámbito, señaló durante su intervención Edy Pratomo, destacado miembro de la delegación indonesia en la conferencia.

Cerca de 1.800 delegados de unos 64 países participan en la conferencia, que se celebra en la ciudad de Manado, al norte de las isla Célebes, con la finalidad de adoptar una declaración conjunta no vinculante sobre los efectos del cambio climático y establecer iniciativas dirigidas a mitigar el daño que causa a los océanos.

"Nos gustaría contribuir con propuestas a la conferencia de Dinamarca de este año", precisó Pratomo en referencia a la que Naciones Unidas celebrará en Copenhague el próximo diciembre para intentar acordar un nuevo protocolo que sustituya al de Kioto, que expira en 2012.

Para Indroyono Susilo, jefe de organización de la conferencia de Manado, será un éxito si la Declaración de Manado sobre los Océanos es incluida en las políticas climáticas de Naciones Unidas.

Durante la primera jornada del encuentro, científicos y delegados comprometidos con la política medioambiental subrayaron que resulta necesario abordar de inmediato los problemas que afectan a los océanos para buscar soluciones conjuntas.

El ministro indonesio de Recursos Marinos y Pesca, Freddy Numberi, señaló que los gobiernos deben empezar a trabajar "ahora" para "elevar el perfil" político del fenómeno que calificó de "alta prioridad", y que, apuntó, afecta "especialmente a los países en vías de desarrollo".

Por su parte, Gabriele Goettsche-Wanli, directora de la división de Asuntos Oceánicos y Ley del Mar de la ONU, destacó que el cambio que afecta a los océanos amenaza con causar un aumento de las catástrofes naturales, con el desplazamiento de millones de personas y la extinción numerosas especies.

"La mayor amenaza que se cierne sobre los océanos es la derivada del cambio climático", afirmó la experta de Naciones Unidas.

Goettsche-Wanli señaló que los estudios realizados por expertos de la ONU indican que el nivel de las aguas aumentará "un metro o más para el año 2100", lo que afectará a unos cien millones de personas en Asia, cuarenta millones en Europa y a cinco millones en África y América.

Precisó que "el sudeste asiático será la región más afectada" y que, en consecuencia, restará efectividad a los programas de reducción de la pobreza que se están desarrollando en la región.

Según la experta del organismo multinacional, los estudios revelan que centenares de especies han iniciado un proceso de migración hacia zonas alejadas del trópico, y que las características de climas fríos, están siendo diezmadas por la destrucción de su hábitat natural.

"En el peor de los guiones con los que trabajamos, el Polo Norte podría desaparecer a finales del siglo XXI", dijo Goettsche-Wanli.

También alertó de que la progresiva acidificación de las aguas a causa de una mayor presencia de CO2 trastoca las "funciones generales" de muchas especies, incluida la de reproducción, e incluso ralentiza la formación de corales, conchas y de los caparazones que algunos animales marinos.

Otros aspectos que destacaron los científicos en su exposiciones fuero las alteraciones en las corrientes marinas de aguas frías y cálidas.

Para minimizar estos efectos, el representante de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos, Richard Spinard, abogó por impulsar la investigación científica en los océanos que, según dijo, son grandes desconocidos.

"El 95 por ciento de los océanos permanecen inexplorados", apuntó en su intervención.

Para Spinard "es necesario un sistema integrado de observación oceánica para entender mejor los océanos y cómo afectan y son afectados por el cambio climático".