La CEAR pide el cierre del centro de migrantes de Nuadibú al carecer de base legal

  • Madrid, 7 may (EFE).- La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha pedido el cierre del centro de detención de migrantes de Nuadibú (Mauritania) tras hacer un informe sobre su situación, a petición del Gobierno español, que expone que carece de base legal que ampare su funcionamiento y que no reúne las mínimas condiciones.

La CEAR pide el cierre del centro de migrantes de Nuadibú al carecer de base legal

La CEAR pide el cierre del centro de migrantes de Nuadibú al carecer de base legal

Madrid, 7 may (EFE).- La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha pedido el cierre del centro de detención de migrantes de Nuadibú (Mauritania) tras hacer un informe sobre su situación, a petición del Gobierno español, que expone que carece de base legal que ampare su funcionamiento y que no reúne las mínimas condiciones.

La evaluación, realizada por un equipo de CEAR desplazado hasta el lugar el pasado mes de octubre, narra cómo los migrantes son detenidos sin ninguna base legal y sin asistencia letrada, cómo son internados en celdas en las que pasan las 24 horas del día y cómo son expulsados a la frontera sin ningún medio para llegar a sus lugares de origen.

Los miembros de CEAR inspeccionaron las instalaciones de este centro situado al norte de Mauritania, adecuado por el ejército español para el control de la inmigración ilegal, y se entrevistaron con detenidos, organismos internacionales, ONG y autoridades mauritanas y españolas.

El centro de detención de Nuadibú está ubicado en una vieja escuela, cuyas aulas han sido convertidas en celdas, y durante el tiempo que los inmigrantes son detenidos en el centro para tramitar su repatriación -entre tres y quince días de media- no realizan ningún tipo de actividad y sólo se les permite desplazarse a las letrinas, con custodia policial.

CEAR lamenta que se traslade a terceros países la responsabilidad en el control de las migraciones sin que se desarrollen mecanismos de control sobre el respeto de los derechos humanos, como la asistencia de abogado, el acceso al procedimiento de asilo o los plazos de detención.

Por ello, además del cierre del centro propone que se suspendan "con carácter inmediato la cooperación en materia migratoria en cualquier tipo de operativo que conduzca a la detención de emigrantes en Mauritania en las condiciones descritas".

En el informe expone que las autoridades mauritanas manifiestan "una preocupante falta de responsabilidad con la situación del centro, aún reconociendo que no reúne los requisitos mínimos y que es necesario avanzar en un enfoque humanitario de las migraciones".

En este sentido, explica que las mismas autoridades señalan que es "una actuación que realizan a petición expresa del gobierno español, por lo que quedan a la espera de los que éste solicite o decida sobre el futuro del centro".

El informe ha sido ya presentado tanto a las autoridades españolas como, el 29 de abril, al Comisariado de Derechos Humanos del gobierno mauritano.

La Comisión Española considera que esta situación es consecuencia de los acuerdos que España y otros países de la Unión Europea mantienen con países como Mauritania para que contengan la emigración hacia Europa sin ligar estos acuerdos a la exigencia y control del respeto a los derechos humanos.