La secretaria de Estado de Cooperación Internacional considera "esperpéntico" que el PP hable de recortes

OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, la socialista Soraya Rodríguez, calificó hoy de "esperpéntico" que el PP hable de recortes por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en partidas destinadas a ese tipo de políticas.

Soraya Rodríguez reaccionaba así, en el marco de un acto sectorial celebrado en Oviedo de la FSA-PSOE de cara a las elecciones europeas, a las críticas de diputados regionales asturianos del PP, quienes afirmaron que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha reducido las partidas para cooperación internacional.

Sin embargo, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional negó tajantemente ese extremo y señaló que la prioridad del Ejecutivo es sostener las ayudas para países en desarrollo. Así, explicó que mientras en 2008 se ejecutó un 0,43 por ciento sobre el Producto Interior Bruto (PIB), para esa materia, lo que supuso 4.628 millones. Para el plan de 2009 está previsto alcanzar el 0,5 sobre el PIB, llegando a 5.200 millones de euros.

Por el contrario, señaló que durante los ocho años que José María Aznar (PP) estuvo en el Gobierno de España, siempre se destinó el 0,23% del PIB, sin aumentar ese porcentaje "ni un sólo año". Recordó que el objetivo del PSOE es llegar al 0,7% en el año 2012.

Prueba de la importancia que conceden los socialistas a la cooperación internacional, según explico Soraya Rodríguez, es la propia denominación del Ministerio de Asuntos Sociales y Cooperación, dando a las ayudas a los países en desarrollo el caracter de "política de Estado".

A juicio de Soraya Rodríguez, la cooperación al desarrollo ha de ser también una prioridad desde la Unión Europea (UE), para corregir el "injusto" reparto de la riqueza, algo que es el germen para determinados conflictos internacionales. Para hacer frente a la crisis, explicó, no se puede buscar una solución que no incluya a los países en fase de desarrollo.

Así, dijo que es necesaria una mayoría amplia de los socialistas para ampliar las políticas de cooperación al desarrollo desde el Parlamento Europeo. Comentó que el 60 por ciento de la ayuda internacional a cooperación ya procede de Europa.

La dirigente socialista animó así a votar a los socialistas en las próximas elecciones y negó que el Parlamento Europeo sea un "cementerio de elefantes", señalando que es un foro "muy activo" y "muy vivo", recordando su propia experiencia como eurodiputada.