Moratinos celebra la "aproximación" de EEUU a Cuba y cree que España "no puede estar ausente" en el proceso

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, Miguel Ángel Moratinos, celebró esta noche la "aproximación" de la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, hacia Cuba en un proceso en el que, afirmó, "España no puede estar ausente".

Así se manifestó en declaraciones a los periodistas tras participar en un acto sobre multilateralismo organizado por la Asociación para las Naciones Unidas en España (Anue), al ser preguntado sobre cómo valora el Gobierno central la decisión de la administración estadounidense de permitir los viajes a la isla y enviar remesas sin restricciones.

"Es una aproximación de la nueva administración --estadounidense-- a Cuba, lo saludamos y esperamos que se creen las condiciones" para que las relaciones entre la isla y EEUU "avancen en la dirección positiva", dijo Moratinos.

El ministro señaló que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha tenido una política "muy clara", que es la de apoyar el "diálogo, el acercamiento y la interlocución" entre Cuba y el resto de gobiernos, tanto los latinoamericanos como el de Estados Unidos, así como la Unión Europea.

Asimismo, apostó por desarrollar una estrategia de "voluntad" y acompañamiento de "los procesos de reforma" anunciados por el propio presidente de Cuba, Raúl Castro, que permitan a los cubanos "decidir por sí mismos".

MULTILATERALISMO

En estas jornadas, el presidente de la Generalitat, José Montilla, abogó por un modelo de Europa "fuerte y plural" donde "naciones como Cataluña" tengan un "rol fundamental", que pasa por potenciar la solidaridad y la cooperación entre territorios.

También abogó por potenciar las relaciones internacionales, esta vez entre ciudades, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, quien destacó el fuerte acento municipalista que desarrollará la Unión por el Mediterráneo (UpM), cuyo secretariado permanente tendrá su sede en la capital catalana.

La vicesecretaria general de las Naciones Unidas (ONU), Asha-Rose Migiro, pidió "regresar a la ONU como plataforma natural para tratar temas globales", entre ellos qué respuesta hay que dar más allá del ámbito estatal a la crisis económica, y también a otros problemas que hay sobre la mesa, como el cambio climático.

Además, expresó su preocupación por las afectaciones que tendrá la crisis en la vida cotidiana de las mujeres, ya que "podría precipitar una regresión en la igualdad de género".

Por su parte, la comisaria de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Benita Ferrero-Waldner, aseguró que en una "época global" son necesarias "soluciones globales", y aseguró que "el proteccionismo no es una opción" ante la crisis, puesto que "los mercados globales tienen que permanecer abiertos" pese a la recesión.