Mugabe pide ayuda a la comunidad internacional y solicita la revocación de las sanciones

HARARE, 19 (EUROPA PRESS) El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, pidió hoy ayuda de la comunidad internacional para que se lleve a cabo un plan para reformar la economía del país y volvió a reiterar que se retiren las sanciones. "Yo, de parte del Gobierno inclusivo y del Gobierno de Zimbabue, digo: 'Amigos de Zimbabue, por favor, venid en nuestra ayuda'", declaró durante el lanzamiento de dicho programa. Zimbabue está manteniendo conversaciones con Estados Unidos y la Unión Europea para que ambos revoquen las sanciones que pesan sobre el país africano, de acuerdo con un documento de política económica publicado hoy por el nuevo Gobierno zimbabuense, en el que se señala que las reformas políticas que piden los donantes occidentales son parte de un plan de recuperación de emergencia. El documento, llamado el Programa de Recuperación de Emergencia a Corto Plazo, prevé que la inflación caiga al diez por ciento a finales de 2009, desde los 230 millones por ciento en los que se encuentra, debido a la utilización de las múltiples divisas extranjeras que hay en el país. El nuevo Gobierno de unidad formado por el presidente y el primer ministro, Morgan Tsvangirai, se enfrenta a una perspectiva desalentadora de reconstruir la economía devastada del país después de años de hiperinflación y declive. El documento también señala que el plan de recuperación económica requerirá una financiación de 5.000 millones de dólares, la mayor parte procedente de los donantes. Mugabe lanzará oficialmente este plan esta tarde. El documento también señala que Zimbabue ha comenzado a hablar con la UE, Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) para la retirada de las sanciones. "En este sentido, las dicusiones ya han comenzado con la Unión Europea, la Comisión Europea, el BM, el FMI y el Banco de Desarrollo Africano con el objetivo de retirar las sanciones y las medidas", según este documento. Estados Unidos y la UE han fijado sanciones contra personas cercanas a Mugabe y contra algunas compañías zimbabuenses. El documento también alerta contra las invasiones continuadas y la toma de posesión de las granjas que, en su mayoría, son propiedad de los blancos, y asegura que los delicuentes podrían ser arrestados. Miles de granjeros blancos han huido de Zimbabue desde que comenzaran en el año 2000 a hacer estas invasiones de sus tierras. Aunque las potencias occidentales preferirían que Mugabe dimitiera, han indicado que pueden ayudar al país a su recuperación mientras se estabiliza un gobierno democrático. Los donantes occidentales y los inversores extranjeros son cruciales para reconstruir el país. ZONAS PRIORITARIAS "Las zonas prioritarias son (...) los temas políticos y de gobernanza, a saber la Constitución y los procesos para redactarla, los medios de comunicación y sus reformas, las reformas legislativas que pretenden fortalecer la gobernanza y la responsabilidad", según este documento. Gran parte de estos temas dependenderá de si Mugabe y Tsvangirai pueden trabajar juntos y persuadir a las potencias occidentales de que son capaces de liderar una recuperación. El documento también señala que el Gobierno quiere promover la confianza en la agricultura y la inversión en este sector. "El Gobierno inclusivo promoverá el Estado de Derecho así como el cumplimiento de la ley", según este plan.