O.Próximo.- El Congreso pide que el Gobierno utilice su "capacidad de interlocución" en el conflicto de Oriente Próximo

La propuesta de PSOE, CiU, PNV, CC y UPN apoya la iniciativa de Ban para investigar las violaciones del Derecho Internacional en Gaza MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El Congreso de los Diputados aprobó hoy una proposición no de ley por la cual se reclama al Gobierno español que, "en virtud de su capacidad de interlocución con todos los actores de la región", siga impulsando "todos los esfuerzos diplomáticos" bilaterales y multilaterales que permitan poner fin al conflicto de Oriente Próximo. Asimismo, el texto pide el apoyo de España a la iniciativa del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, para que se investiguen y diriman las responsabilidades en las violaciones del Derecho Internacional Humanitarios cometidas en la reciente ofensiva de la Franja de Gaza. El pleno del Congreso aprobó hoy por amplia mayoría --311 votos a favor, ninguno en contra y siete abstenciones-- la proposición no de ley sobre el Impulso al Proceso de Paz en Oriente Medio, inicialmente presentada por el Grupo Socialista y posteriormente enmendada por los propios socialistas y por los grupos catalán, vasco y mixto (Unión del Pueblo Navarro y Coalición Canaria). Durante la presentación de la proposición ante el pleno del Congreso de los Diputados, la diputada socialista Elena Valenciano criticó hoy duramente la "irresponsabilidad" de Hamás, cuyos lanzamientos de cohetes han provocado las respuestas armadas de Israel, pero advirtió de que "el legítimo derecho de Israel a defenderse" no justifica "un castigo colectivo contra los palestinos", como la reciente ofensiva militar en la Franja de Gaza, que produjo un "número insoportable" de víctimas mortales entre las mujeres y los niños. A juicio de Valenciano, la comunidad internacional, y en particular la Unión Europea, "deben jugar un papel clave" en la solución del conflicto, tanta para impulsar la reconciliación interna entre los palestinos como para "apuntalar" el actual alto el fuego anunciado por las dos partes en la Franja de Gaza, "extremadamente frágil" y basado, "como siempre", en meras "declaraciones unilaterales". La diputada destacó que España puede jugar un papel importante en la región como "facilitadora del diálogo" y por su "reconocida capacidad para abrir vías de diálogo entre todos los actores de la región". Por su parte, Jordi Xuclá (CiU) afirmó, en nombre de una de las formaciones firmantes de la proposición, que es necesario poner fin al "maniqueísmo que de forma notable se ha practicado en los últimos tiempos" respecto al conflicto de Oriente Próximo y advirtió de que el objetivo es cumplir "el deseo de crear dos Estados", al que se oponen tanto algunos de los partidos políticos israelíes como Hamás, cuyo programa principal "pide la destrucción de Israel". "Una cosa es Hamás y otra el pueblo palestino", aseveró. "Hamás es una organización terrorista según la UE, y España es miembro de la UE, y según Estados Unidos", prosiguió Xuclá. Por parte del grupo vasco, Josu Eroreka destacó que la propuesta no de ley apuesta por la multilateralidad y por la comunidad internacional como "marco imprescindible para hallar una solución a este endiablado conflicto". "La solución nunca va a llegar por la vía militar", aseveró. "Nunca va a llegar al margen del marco diseñado por la ONU y por las resoluciones del Consejo de Seguridad", añadió. La proposición expresa la solidaridad de la Cámara con "el dolor y la tragedia" que se viven en la Franja de Gaza y "deplora" tanto el "irresponsable" lanzamiento de cohetes por parte de Hamás como la respuesta "totalmente desproporcionada de Israel. Asimismo, apoya las iniciativas de Ban en favor de un esclarecimiento de las posibles violaciones del Derecho Internacional durante la ofensiva de Gaza y reafirma la "importancia" de que se llegue a un alto el fuego, de que se ponga fin al bloqueo de la Franja de Gaza y de que se impida el tráfico ilegal de armas. La proposición "apoya" la actuación del Gobierno español ante la "dramática situación humanitaria en la Franja de Gaza acudiendo en socorro de la población civil" e invita al Ejecutivo español, en virtud de su capacidad de interlocución con todos los actores de la región", a "seguir impulsando todos los esfuerzos diplomáticos" bilaterales y multilaterales para poner fin al conflicto, "especialmente en el seno de la Unión Europea". IU Y PP El diputado popular Francisco Ricomá expresó el apoyo de su grupo ante la proposición, que, a su juicio, debería contribuir a conseguir que "ambas sociedades" puedan "desarrollarse como pueblos sin injerencias, internas ni externas". "Israel debe poder vivir sin el peso de las sirenas y los palestinos sin el temor a la maquinaria de guerra israelí", manifestó. Ricomá afirmó que Israel mantiene una guerra con "un grupo terrorista" que se hizo con el control de la Franja de Gaza mediante un "golpe de Estado". Hamás, afirmó, ha sido "la espoleta del conflicto", que le ha servido, añadió, para "ajustar cuentas contra otros ciudadanos palestinos". "A ellos les corresponde también la responsabilidad de dar los pasos que permitan la construcción de cimientos más sólidos", basados en la "coexistencia de dos Estados", agregó. El diputado de IU, Gaspar Llamazares, expresó sus críticas a la proposición, por considerar que es "bienintencionada" pero "equidistante entre las víctimas y quienes han hecho de la guerra su estrategia". "No hay mayor injusticia que tratar por igual a lo que es diferente", manifestó. En su opinión, una proposición sobre la paz en Oriente Próximo debería incluir la "suspensión del acuerdo comercial preferente entre UE e Israel, la suspensión del comercio de armas con Israel y el apoyo a la jurisdicción internacional" para poner fin a la "impunidad". "Ninguna de estas iniciativas ha sido acogida por los grupos proponentes", lamentó. Según Llamazares, "Israel no está ejerciendo desproporcionadamente su legítima defensa", sino que su ofensiva en Gaza formaba de una "estrategia militar con objetivos políticos" relacionada con la inminencia de las elecciones generales israelíes y con el reciente nombramiento de Barack Obama como presidente de Estados Unidos.