Portugal abrirá un centro de recuperación del lince con ejemplares españoles

  • Lisboa, 20 may (EFE).- Portugal inaugura este viernes un centro para la cría y recuperación de linces donde vivirán los futuros ejemplares cedidos por España para que el felino más amenazado del planeta vuelva a habitar diferentes zonas de la península ibérica.

Portugal abrirá un centro de recuperación del lince con ejemplares españoles

Portugal abrirá un centro de recuperación del lince con ejemplares españoles

Lisboa, 20 may (EFE).- Portugal inaugura este viernes un centro para la cría y recuperación de linces donde vivirán los futuros ejemplares cedidos por España para que el felino más amenazado del planeta vuelva a habitar diferentes zonas de la península ibérica.

"Varios linces vendrán de España cuando se firme el protocolo previsto para finales de este verano", declararon hoy a Efe fuentes del Ministerio de Medio Ambiente portugués.

La apertura de este centro, situado en la localidad meridional de Silves, se enmarca dentro de un programa suscrito entre Portugal y España en 2007 que prevé recuperar el lince a través de la cesión de felinos nacidos en el centro español de Doñana para que vivan y se reproduzcan en territorio portugués.

Según las mismas fuentes, el número exacto de los felinos cedidos por España aún no se sabe y dependerá de la evolución de los ejemplares durante los próximos meses.

El objetivo del nuevo hábitat del felino ibérico es preparar los ejemplares criados en cautividad para su reintroducción en áreas que ya ocupó históricamente y que ahora estarán protegidas como reservas naturales.

El lince ibérico, con un peso medio de 8 a 12 kilos, habitaba el bosque y matorral mediterráneo y sus últimas poblaciones estaban en zonas aisladas del suroeste de España y de Portugal.

En este país se le considera prácticamente extinguido porque no se había detectado ningún ejemplar desde hace varias décadas.

Los principales factores que amenazan al felino provienen de su dieta, que está basada en los conejos -diezmados por enfermedades como la mixomatosis-; de la desaparición de las zonas de bosque y matorral donde vivía, y de la acción de cazadores y agricultores.

El centro portugués, que ya esta listo para su inauguración, ha contado con una inversión cercana a los 3,6 millones de euros, provenientes de la Unión Europea, y sólo estará abierto al público mientras no vivan allí ejemplares de lince.

El proyecto luso para salvar al felino incluye también la recuperación del ecosistema de su hábitat natural y, en concreto, la implantación de una población estable de conejos silvestres en la zona del entorno de Silves.