PP, CiU y ERC critican que el plan que guiará la cooperación española hasta 2012 no garantice cómo se llegará al 0,7

Soraya Rodríguez afirma que el Gobierno trabaja para llegar en 2009 al 0,5 y aumentarlo en 2010 al 0,56 MADRID, 23 (EUROPA PRESS) PP, CiU y ERC criticaron hoy en el Congreso que el plan del Gobierno que guiará la cooperación española hasta 2012 no vaya acompañado de un cuadro económico que explique cómo se va a alcanzar el objetivo de destinar el 0,7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a ayuda al desarrollo para ese año. Así lo expresaron durante la comparecencia de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, ante la Comisión de Cooperación Internacional del Congreso, dos días antes de que debatan y voten propuestas de resolución a este anteproyecto de ley. El portavoz del PP en la Comisión, Gonzalo Robles, advirtió de que "la gran carencia" del Plan Director de la Cooperación Española 2009-2012 es la ausencia de un "marco presupuestario coherente". En términos similares se expresó el diputado de CiU Carles Campuzano, para quien la principal "debilidad" del plan es la ausencia de un "cuadro económico" que explique cómo se piensa alcanzar el 0,7, precisamente en un tiempo "tan convulso" para la economía española. El representante de ERC Joan Tardà también señaló que su grupo no ve "claro" como se va a alcanzar el objetivo del 0,7 teniendo en cuenta que los últimos datos de los que se dispone, los de 2007, sitúan la AOD española en el 0,37 por ciento del PIB. Rodríguez aseguró que los datos de 2008 confirmarán que ese año habrá aumentado la AOD con respecto a 2007, aunque evitó avanzar un dato concreto. No obstante, dejó entrever que no se llegará al 0,5 por ciento al señalar que el Gobierno está trabajando para alcanzar ese porcentaje en 2009, aumentarlo al 0,56 en 2010 y alcanzar finalmente el 0,7 en 2012. La secretaria de Estado citó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, para recordar que en reiteradas ocasiones han confirmado el compromiso de España de no dar "ni un sólo paso atrás" en la política de cooperación, lo que incluye al 0,7. Rodríguez compareció esta mañana para informar a los diputados de los cambios que el Gobierno ha introducido en ese documento, aprobado por el Consejo de Ministros el 13 de febrero pasado, tras haber atendido las sugerencias de los grupos parlamentarios, que este año y por primera vez conocieron el documento antes de que lo aprobara el Ejecutivo. La secretaria destacó que el proceso de elaboración de este plan ha incluido la celebración de 23 talleres en el que han participado más de 425 personas. El portavoz socialista en la Comisión, Eduardo Madina, destacó precisamente el diálogo que ha caracterizado la preparación de este documento. Entre las novedades de la nueva redacción del plan, figura el establecimiento de un periodo transitorio de cuatro años para que, en aquellos países que dejan de ser considerados como prioritarios en este documento, la cooperación española realice una "salida responsable" que evite un impacto negativo sobre su desarrollo económico y social. El III Plan Director de la cooperación española reduce de 56 a 50 el número de países prioritarios. Excluye a China, Turquía, los países balcánicos, los asiáticos afectados por el tsunami de 2004 (aunque la ayuda seguirá llegando hasta el fin de los proyectos subvencionados) y a Chile y Sudáfrica. Ante las críticas del PP, que de forma reiterada viene denunciando una excesiva dispersión de las aportaciones españolas a organismos multilaterales, Rodríguez aseguró que el 60 por ciento del montante destinado a tal fin se agrupa en 10 organismos y que este porcentaje aumenta al 80 por ciento si se incluye a la UE. El plan introduce otra novedad en este sentido, la realización de una planificación plurianual con los principales organismos multilaterales de desarrollo con los que España trabaja principalmente. Este año, esa planificación se hará con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la agencia de la ONU para la Infancia, Unicef, y el organismo de Naciones Unidas para la mujer, Unifem.